El MPN reclamó incluir a Zapala en el reparto de regalías de El Mangrullo

Se inició una campaña de recolección de firmas. Se pretende participar en la distribución de los beneficios del yacimiento propiedad de Cutral Co y Huincul. Un concejal del partido provincial puso en duda la efectividad de la conocida ley Zapala que creó un ente de desarrollo con fondos del Iadep.



#

La explotación de hidrocarburos se traduce en generación de mano de obra en la provincia. (Foto: archivo )

La actividad económica en esta ciudad se encuentra estancada. La alta dependencia del empleo público hizo que el sector privado entrara en crisis. Para colmo los indicadores no ayudan y marcan el mayor índice de desocupación de la provincia.

En ese contexto, un concejal del MPN pateó el tablero y salió a reclamar una modificación a la ley provincial 2206/97. El objetivo es uno solo. Que Zapala participe en el reparto de las regalías que produce el yacimiento El Mangrullo, actualmente en manos de los municipios de Cutral Co y Plaza Huincul.

“Estamos viviendo una situación límite. En Zapala el panorama es crítico y si no hacemos algo en forma urgente vamos camino a un estallido social. En su momento los legisladores provinciales por Zapala acompañaron la ley que le dio a la comarca petrolera el manejo de ese yacimiento. Ahora somos nosotros los que necesitamos una mano para salir de la crisis”, remarcó Diego Villegas, concejal emepenista por esta localidad.

La iniciativa, básicamente, establece la inclusión de Zapala en el reparto de los fondos de manera equitativa con Cutral Co y Plaza Huincul. Para ello, ya se puso en marcha una campaña de recolección de firmas y adhesiones que será elevada a la legislatura con el objetivo de impulsar el tratamiento de la modificación.

“Como zapalinos exigimos una respuesta frente a nuestra postergación. Es necesario que se expresen todas las fuerzas políticas y obviamente nuestros representantes en la Legislatura”, reclamó Villegas.

El edil recordó que Zapala vivió una situación parecida a la pueblada de la comarca, cuando en 2001 la comunidad protagonizó una movilización que incluyó el bloqueo de todos los acceso durante una semana en reclamo de recursos para dinamizar una economía en crisis.

“Al día de hoy estos reclamos siguen tan vigentes como en aquel entonces y las deudas para con la ciudad han aumentado”, expresa el proyecto en uno de sus párrafos.

Como ejemplo citó que en aquel momento a Zapala se le asignó un aporte de 2,7 millones de pesos por año. Por diferentes motivos esas partidas fueron disminuyendo y en la actualidad la deuda solo en ese concepto supera los 20 millones.

“Tenemos que salir a pelear por nuestros derechos. No podemos permanecer pasivos viendo como los recursos que se van para otro lado y a los zapalinos nos siguen postergando”, indicó.

Villegas también metió el dedo en la llaga al advertir que el organismo creada para administrar los recursos extras que genera El Mangrullo se vio involucrado en maniobras poco claras.

“El Ente Intermunicipal, Enim, quedó convertido en una suerte de financiera que auspicia desde la compra de vehículos para taxis hasta de maquinaria para ser alquilada pasando por todo tipo de actividades de escaso carácter productivo”, concluyó.

Estancamiento

La actividad económica en Zapala se encuentra empantanada. La alta dependencia del empleo público hizo que el sector privado entrara en crisis.

Para colmo los indicadores no ayudan y marcan el mayor índice de desocupación de la provincia.

La última medición del desempleo en el interior arrojó que Zapala encabeza el ranking con un 13,1 % de su población económicamente activa sin trabajo. Le sigue Rincón de los Sauces con el 12% y muy cerca Cutral Co con un 11,7%.

Concesión

Una localidad resiliente a los proyectos que se incumplen

Datos

35
años de concesión obtuvo la empresa Pampa Energía para explotación no convencional de El Mangrullo.
205
millones de dólares de inversión en cinco años propuso la firma que además pagará un canon de ingreso.
De ser el centro de la actividad económica primarizada cuando llegó el Ferrocarril, la localidad enfrenta desafíos y se hizo resiliente a las promesas que no llegan a concretarse.
Cinco años después que se aprobara la ley de El Mangrullo, hubo una pueblada que se originó a partir de cierto autismo que tenía el gobierno de Jorge Sobisch. La respuesta fue la ley Zapala que incluía la formación de un ente, similar al Enim, alimentado con fondos del Iadep.
Luego se desempolvó el proyecto de Eduardo Del Río de la zona franca y se creó otro ente para administrar, en la gestión de Jorge Sapag, una zona logística. No tenía una pata local.
Zapala tiene cerca el yacimiento donde se hizo la primera fractura hidráulica y el intendente Edgardo Sapag le vendió agua del acuífero.
Dicen que se le fueron ya tres mangrullos.

Temas

Gas

Comentarios


El MPN reclamó incluir a Zapala en el reparto de regalías de El Mangrullo