El municipio cipoleño busca mejorar la seguridad en el transito

Aseguran que la gestión anterior dejó graves inconvenientes. Plantean numerosos cambios.



#

El municipio busca mejorar la seguridad en el transito.(Foto: Gentileza )

Desde la dirección de Seguridad Vial del municipio cipoleño planean un reordenamiento vial en la ciudad, ya que consideraron que la gestión anterior dejó en malas condiciones las señalizaciones y algunos elementos de seguridad, como rampas o lomos de burro.

En ese sentido, Enrique Sales, titular de Seguridad Vial, reconoció que “desde que ingresamos a la gestión, lo que notamos es la inseguridad en todos los lomos de burros” argumentando que “no estaban señalizados con la suficiente cantidad de tachas, tenían una o dos”. Y añadió que lograron “poner 18 tachas por lomo de burro”. Asimismo aseguró que se realizó la colocación de “señales horizontales, tipo diamante, de alta retrorreflectividad” ya que “habían varias calles sin ninguna señalización”.

Además explicaron que algunos lomos de burro de la ciudad son muy cortos y altos, lo que genera daños en tren delantero y elástico de los vehículos, afectando también a los frentistas y en ocasiones se generan roturas en las veredas. Al respecto explicaron que para subsanar esto, se incorporaron carteles informativos, indicando la velocidad máxima a la cual se puede cruzar el obstáculo.

Afirmaron que la cartelería no cumple los tamaños legales.
Gentileza

También explicaron que se encuentran instalada una cartelería que no cumple con las medidas reglamentarias, por lo que el municipio se encuentra fabricando sus propios carteles, lo que permitirá culminar con la señalización de reductores de velocidad.

Otro tema que generó preocupación es la altura de las rampas para discapacitados, ante lo que Sales consideró que “exigen mucho esfuerzo por parte de las personas que tienen que subir”. En ese sentido se proponen disminuir su altura y agregar un enrejado en las barandas, a fin de ayudar a la tracción que se necesita realizar para subir a la vereda.

Por ultimo, Sales explicó que presentaron una “solicitud para 100 metros de reductores que fabrica una empresa nacional, de 99 cm. de largo, por 5 cm. de alto.”, y agregó que “este sistema reduce el maltrato al tren delantero” con una inversión que “rondaría los 330.000 pesos”, aseveró. Uno de los sectores adonde mas consideraron necesario este artefacto es en el club Cipolletti.


Comentarios


El municipio cipoleño busca mejorar la seguridad en el transito