El neuquino Arias y los palos salvaron a Racing del asedio de Central



Rosario Central y Racing empataron en un gol en un emotivo encuentro disputado en el Gigante de Arroyito, por la octava fecha de la Superliga, en el que el arquero neuquino de la Academia, Gabriel Arias, y los palos salvaron al último campeón de una caída ante el local, que esta fecha salió del grupo de descenso.

Los goles fueron anotados por Lucas Gamba para Rosario Central y Lisandro López para Racing, ambos en la etapa inicial.

El local jugó mejor en el primer tiempo porque se paró con autoridad en el medio, ejerció una presión alta sobre la salida visitante, desbordó por la derecha con Ciro Rius y generó las llegadas más claras. El complemento perteneció totalmente a Central, que dispuso de media docena de llegadas claras que fueron salvadas por el arquero Gabriel Arias -la figura de la cancha- y por los postes en otras tres ocasiones.

Así, Central acumuló su sexto empate seguido, sigue invicto en el certamen y tácticamente Diego Cocca, campeón con Racing, le ganó a Eduardo Coudet, el otro técnico de los dos últimos campeones del club de Avellaneda.

LAS SALVADAS DE ARIAS




Comentarios


El neuquino Arias y los palos salvaron a Racing del asedio de Central