Con nueva concesión y tecnología, reabrió el casino en Bariloche

Casino Club se instaló en la ciudad andina. Incorporó tecnología y sacó los juegos de paño. La sala principal del centro está en remodelación y se prevé abrir en enero.

Redacción

Por Redacción





Casino Club, la nueva concesionaria de las salas de juegos de azar en Bariloche, reabrió el anexo de la calle Onelli con equipamiento nuevo en las máquinas tragamonedas y un novedoso sistema digital que reemplaza a los juegos de paño.

La empresa, que tiene una fuerte inserción en Chubut y Santa Cruz, además de salas en La Pampa y Misiones, desembarcó en Río Negro en noviembre al obtener la concesión de los casinos de la zona cordillerana por 20 años, que incluyó la absorción de todo el personal. Pero la pandemia frenó su debut hasta comienzos de diciembre cuando habilitó su sala de El Bolsón y ayer sumó la operatoria en el anexo de Bariloche. Para la sala principal de la ciudad andina se deberá esperar hasta el próximo mes, por tareas de remodelación.

Fuentes de la empresa señalaron a RÍO NEGRO que la firma instaló en Bariloche un nuevo sistema denominado Interblock, que establece estaciones de juego con una plataforma digital para acceder a los tradicionales juegos de paño como ruleta, Black Jack y dados. Este equipamiento importado no existe en otra sala de la región y permite al cliente interactuar con varios juegos sin tener que moverse de su lugar.

En el anexo de Onelli, que ya luce el cambio de imagen y marca, se instalaron unas 30 estaciones de Interblock en el primer piso donde antes estaban las mesas y ruletas, y se incorporaron alrededor de 155 máquinas tragamonedas, mayoritariamente nuevas.

El nuevo sistema Interblock con terminales para los tradicionales juegos de paño.

Desde la concesionaria indicaron que no se utilizaron las máquinas que dejó la empresa anterior, que fueron reservadas en un depósito, ante la discusión legal entre Entretenimiento Patagonia SA y Lotería de Río Negro. Por eso, tanto en El Bolsón como en Onelli, se instalaron máquinas propias de Casino Club, nuevas y traídas de otras salas que explota en el país.

Para esta reapertura con protocolos por el coronavirus, se dispuso un aforo limitado del 50% de la capacidad y en el ingreso a la sala se controla la temperatura de los clientes y no se permite el acceso a quienes registren más de 37,5°.

Una vez en el interior, el personal acompaña al jugador a la máquina que elija y no se puede mover de estación de juego sin previo aviso para que un empleado lo acompañe y realice la sanitización del nuevo espacio elegido. Si bien todas las máquinas están habilitadas, se exige utilizar estación de por medio para que se respete la distancia social. La confitería se habilitó con un servicio básico.

Para la sede central de la calle San Martín, la más turística de las dos salas de Bariloche, la concesionaria inició una serie de remodelaciones internas y el cambio del equipamiento, que duplica al anexo de Onelli. En este espacio no se instalarán las estaciones Interblock sino que se habilitarán los juegos de paño con protocolos. Se prevé la apertura en enero.


Casino Club fue creada por Cristóbal López, quien vendió sus acciones años atrás. Al obtener la concesión en Río Negro, la empresa creó una sociedad en la provincia, presidida por Horacio Bilbao.



Temas

Casinos

Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Con nueva concesión y tecnología, reabrió el casino en Bariloche