El Papa apareció sorpresivamente y dio su bendición

Actualizado a las 11:46

ROMA (Télam-SNI).- El papa Juan Pablo II se asomó sorpresivamente hoy a la ventana de su habitación en el décimo piso del Hospital Gemelli de Roma y bendijo a numerosos fieles presentes desde varias horas antes en la explanada del lugar.

El Sumo Pontífice fue recibido con aplausos cuando apareció, pocos minutos antes de las 8 (hora argentina), detrás de los vidrios de la ventana de su habitación, donde permanece desde el 24 de febrero pasado cuando fue sometido a una traqueotomía.

Juan Pablo II estaba sentado en una silla de ruedas y llevaba la casulla litúrgica violeta y la cruz obispal sobre el pecho, cuando saludó y bendijo varias veces con la mano derecha a los fieles, informó la agencia italiana ANSA.

Segundos después, el Papa golpeó dos veces sobre el apoyabrazos de su sillón, indicándoles a sus asistentes que estaba muy bajo para poder ver a la gente en la calle. El Pontífice desapareció de la vista por un breve instante y volvió a asomarse a la ventana del pliclínico sentado más alto en su silla.

La presencia de fieles en el hospital en el que se ecnuentra internado, se debe al hecho de que todos los miércoles Juan Pablo II celebra una audiencia general pública en el Vaticano, suspendida en las dos últimas semanas por sus problemas de salud.

Al igual que durante los Angelus de los dos últimos domingos, Juan Pablo II bendijo a los fieles, entre los que se encontraba una amplia representación de polacos y un grupo de unos 80 niños procedentes de algunos colegios de la provincia de Milán, quienes entonaron algunas canciones.

Una delegación compuesta por 5 niños fue recibida por los colaboradores del Papa, a quienes entregaron dibujos y cartas escritas por los pequeños que desean al Papa una pronta recuperación.


Comentarios


El Papa apareció sorpresivamente y dio su bendición