El plan de Venezuela para revitalizar su industria petrolera

Analizan reducir el porcentaje de control estatal sobre subsidiarias y joint ventures con socios. Nicolás Maduro bajó a Manuel Quevedo de la presidencia de la operadora estatal y del cargo como ministro.




Nicolás Maduro designó un nuevo titular de la petrolera estatal.

Nicolás Maduro designó un nuevo titular de la petrolera estatal.

El flamante presidente de la estatal Petróleos de Venezuela S.A., Asdrubal Chávez, trae en sus manos un plan para intentar devolverle a Venezuela su lugar entre los mayores productores del continente y el mundo.   

El eje de la estrategia sería eliminar la política de mantener la propiedad mayoritaria de sus subsidiarias y en las joint ventures que tuvo la empresa por casi una década. También se desprenderían de proyectos paralelos como lo es construcción y agricultura, como así también de oficinas y activos en varios países.  

El plan, que también comprende tercerizar la comercialización de su petróleo, aún no fue aprobado por el directorio de la firma, aunque contaría con el apoyo del presidente Nicolás Maduro que designó a Chávez recientemente.   

A la par del nombramiento de Chávez, primo del expresidente Hugo Chávez, Maduro también designó a Tareck El Aissami como ministro de Petróleo. Ambos cargos eran ocupados por Manuel Quevedo desde 2017, quien también representaba a Venezuela en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).  

Con Quevedo a la cabeza, la petrolera estatal registró la caída en la producción de crudo más importante de su historia. Pasó de producir cerca de 2 millones de barriles diarios en 2017 a los casi 600.000 que registró en marzo pasado.   

El objetivo de la nueva dirección de PDVSA es volver a producir 1 millón de barriles en el corto plazo.  

En detalle, la propuesta de Chávez es eliminar la mitad de las 24 subsidiarias, y solo se dejarán algunas sucursales en el Caribe y Estados Unidos.  

Los socios internacionales de la mitad de las 46 joint ventures que tiene la firma, tomarán el control mayoritario. Sin embargo, Petromonagas, de la rusa Rosneft, Petropiar, de la norteamericana Chevron, y Sinovensa de la china CNPC, no se modificarán.   


Comentarios


El plan de Venezuela para revitalizar su industria petrolera