Las dudas sobre el estado físico de Federer

En medio de los interrogantes acerca de su estado, Roger volverá el 8 de marzo en Doha.

La cuenta regresiva para volver a ver a Roger Federer disputando un partido de tenis se encuentra cerca, porque confirmó que desde el 8 de marzo participará en ATP 500 de Doha, pero su preparador físico decidió ponerle paños fríos y advirtió sobre las secuelas con las que deberá convivir el suizo en este regreso.

En febrero y julio de 2020 se sometió a dos cirugías artroscópicas en la rodilla derecha. No es la primera vez que el número cinco del ranking sufre molestias en esta zona, en 2016 se ausentó durante gran parte de la temporada por ello.

“En esa oportunidad Roger se tomó un descanso después de Wimbledon, pero sus músculos estuvieron listos. En este momento tuvo una ruptura total y los músculos se deterioraron considerablemente”, explicó su preparador físico, Pierre Paganini.

“La rodilla derecha le causó varios problemas a lo largo de los años. Podría tenerlos bajo control con una planificación adaptada y ejercicios específicos. Todo el equipo estuvo trabajando en esto. Pero Roger ve las cosas de manera positiva. Si puede jugar y entrenarse libremente, esto no será un problema. Llegó un momento en el que decidió operarse, asumió esa responsabilidad”, continuó.

Acerca de la segunda operación del tenista, el preparador físico aseguró que la recuperación fue más lenta y necesitó de más tiempo, recién pudiendo volver a entrenar en octubre. Insistió en que hoy está a punto para volver al ruedo, pero deberá adaptarse a los partidos nuevamente. El histórico deportista cumplirá 40 años en agosto de este año, cosa que no parece acercarlo a su retiro.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Las dudas sobre el estado físico de Federer