El primer semestre cerró con un superávit de 11.832 millones

El gobierno alcanzó en junio un superávit fiscal de 1.798,5 millones de pesos y, de esta manera, obtuvo en la primera mitad del año un saldo favorable en las cuentas de 11.832,2 millones. El resultado fue muy superior a lo comprometido con el FMI. Destinarán excedente a planes sociales.



Las cuentas del Estado cerraron junio con un superávit de 1.798,5 millones de pesos y acumulan en el primer semestre un excedente fiscal de 11.832,2 millones, por lo que en ese período el Gobierno ya superó la pauta anual comprometida con el Fondo Monetario Internacional (FMI) de 10.800 millones de pesos.

Este gran comportamiento de las cuentas públicas durante junio estuvo alentado por una recaudación superior a los 9.400 millones de pesos, el segundo registro record en lo que va del año, mientras que los gastos permanecieron constantes.

Argentina se comprometió con el Fondo Monetario Internacional a lograr este año un superávit primario, es decir sin el pago de intereses a los acreedores privados, del 3,0 por ciento sobre el Producto Bruto Interno, estimado 10.800 millones de pesos.

Pero “debido al mayor nivel de recaudación”, este año cerrará con un excedente por sobre el superávit fiscal de 7.841 millones de pesos, según cálculos del propio ministro de Economía, Roberto Lavagna.

Esto generó presiones de parte de los acreedores privados para que Argentina adelante un pago en efectivo como muestra de “buena fe” en el proceso de reestructuración de la deuda.

Pero el propio Lavagna volvió ayer a rechazar estas presiones al asegurar que “nuestra política ha sido ir recuperando la capacidad de hacer nuestro propio plan económico y no lo que se plantea en el exterior”. Por eso, el mayor nivel de excedente se destinará al fomento de políticas sociales, el aliento a la producción, y a la reducció del endeudamiento. “Estos tres elementos son la política trazada hace un año y de la que no nos vamos apartar”, aseguró Lavagna.

Más allá de las presiones, el excedente fiscal de 1.798,5 millones de junio estuvo en línea con las expectativas de los analistas privados. Los ingresos corrientes sumaron 9.880,8 millones de pesos, y las erogaciones 7.962,7 millones, lo que dio un resultado primario positivo de 1.918,1 millones. Entre las erogaciones figuran el pago de intereses de la deuda por 143,7 millones de pesos “en moneda extranjera”, y otros 143,4 millones en pesos. Economía explicó que el excedente adicional al superávit comprometido este año ascenderá a unos 7.841 millones de pesos, de los cuales 1.079 millones se destinarán al incremento de jubilaciones.

Otros 2.000 millones de pesos se orientarán a paliar la crisis energética y así mantener en alza la actividad industrial y el empleo. Además, los mayores ingresos permitirán al Gobierno no emitir nueva deuda por 2.727 millones, y rescatar la existente por un monto similar. “Hay que hacer como en toda familia que está endeudada. Para ir recuperando la libertad hay que ir cancelando la deuda a medida de nuestra capacidad”, destacó.


Comentarios


El primer semestre cerró con un superávit de 11.832 millones