El recambio dejó un saldo de 50.000 turistas

Es la cifra acumulada desde diciembre en Las Grutas.



Sigue todo completo en el balneario y una muestra de ello se ve en la playa. La oficina de Informes no para de trabajar.
LAS GRUTAS (ASA)- “Estamos buscando alojamiento para cuatro personas”, comunicó ayer una veraneante, acompañada de su marido, a la informante de la Oficina de Turismo de la delegación municipal. Hubo en la expresión una fingida seguridad, como quien intenta convencerse a sí mismo de que no hay inconvenientes, pero en el fondo sabe que es muy probable que se obtenga una respuesta negativa.

Respuesta que no se hizo esperar. “Solamente hay una casa para nueve personas a 90 pesos por día, hasta el 31 de enero”, indicó amablemente la joven empleada municipal.

Silencio. Miradas cruzadas. Suspiros compartidos. “Si no, hay una casa en San Antonio, a 15 kilómetros”, aclaró la chica, tratando de romper el clima tenso. Un luz de esperanza apareció en el camino de los visitantes. “Nosotros quisiéramos para un par de días, porque estamos viajando para el sur. ¿De qué valor es la de San Antonio?”, quiso saber el turista. “Eso tiene que hablarlo directamente con los propietarios”, afirmó la informante, antes de darle los números telefónicos. “¿En San Antonio hay playa?”, consultó el viajero. “Sí, pero son de canto rodado y con bajamar se quedan sin agua”, agregó la informante. Tal vez haya olvidado decir que existe en el lugar una atractiva Costanera, con un paseo muy agradable, que en pleamar el sitio es hermoso y tranquilo para disfrutar en familia y que la distancia a Las Grutas, en definitiva, se resuelve en 15 minutos. Los turistas parecieron irse, al menos, conformes y esperanzados en poder hacer noche en el sitio propuesto.

El diálogo fue a las 16. Y se repitió durante todo el día. Como tantos similares producidos a lo largo de esta temporada. Temporada en la que la demanda está superando a la oferta, a raíz de la enorme afluencia de visitantes que se volcaron a estas playas rionegrinas.

Van ya más de 50 mil personas que ingresan al lugar desde diciembre. En la segunda semana de enero, se alojaron desde el 8 al 14, según los registros de la Dirección de Turismo, 17 mil personas. Casi 2 mil en hoteles, apart y hospedajes, otro tanto en inmobiliarias, 5 mil en complejos, esa misma cantidad en cámpings, dos mil quinientas en casas particulares y casi quinientas en casas de segunda residencia.

En las diferentes categorías durante ese período se calcula una ocupación promedio del 97.7 por ciento. Y en lo que va del mes el total de visitantes es de 32.800 frente a los 17.300 de la temporada anterior, lo que significa un crecimiento del 90 por ciento de un año para el otro. Hubo en la primera quincena del 2002 una ocupación promedio del 52.56 por ciente frente al 93 de este año.

A todas luces, un año récord para la actividad turística en esta costa rionegrina.

Considerando que ayer terminó la quincena y que a partir de hoy comenzará el recambio, las perspectivas son más que alentadoras ya que el descenso en afluencia fue en estos últimos días muy leve, y ahora con el comienzo de la segunda mitad del mes, se calcula que nuevamente se llegará a picos inéditos en esta villa.

El desafío será confirmar si el balneario está o no en condiciones de proveer de servicios a tanta cantidad de gente que ha decidido visitar el lugar.

Vuelven los “cuatri”

El alquiler de fourtrax es una actividad de aventura, vertiginosa, emocionante y gratificante. Pero está obligada a cumplir determinados requisitos. Por caso, la conducción de esas máquinas potentes no puede estar a cargo de menores y la circulación de los cuatriciclos debe realizarse por sitios habilitados.

No cabe en ninguna cabeza que esos aparatos agredan al medio ambiente, rompan y molesten, como dueños y señores de un lugar que nació turísticamente gracias a la paz y la hermosura de sus playas y no a partir de sus alternativas para intrépidos.

En los últimos años, la actividad se hizo incontrolable. La inconducta de los prestadores, que ignoraron normas cuantas veces quisieron, generó una pelea de intereses que empezó ayer a resolverse. Anteayer, el Municipio determinó la clausura preventiva de los dos locales, debido a que se negaron a trasladar sus unidades al predio ubicado fuera del casco urbano, desde donde deben partir las excursiones hacia el circuito habilitado. Ayer, uno de los propietarios pareció entrar en razones y se estableció en el sitio que ordena la legislación vigente. Las excursiones para ese comerciante se reiniciaron y todo indica que la clausura será levantada. (ASA)


Comentarios


El recambio dejó un saldo de 50.000 turistas