El remate del ADOS tiene fecha para los primeros días de noviembre

Hay una ley que lo impide, pero desde la cooperativa que administra el centro de salud sostienen que la justicia avanzó de todas formas en el proceso. Buscan evitarlo.





El tramite de quiebra del policlínico ADOS realizado en 2004 dejó deudas a síndicos y abogados. Es por eso que se planteó el remate del edificio como una forma de solventarlas. La concreción de ese remate sobrevuela al centro de salud desde hace tiempo, pero fue frenada en plena pandemia por una ley que impide los remates de inmuebles de prestadores médicos asistenciales. Esa ley sigue vigente y pese a ello, desde la cooperativa a cargo de la institución confirmaron que el remate sigue su curso y que está fijado para noviembre.

El ADOS es uno de los principales prestadores del PAMI, es por eso que ayer se conoció que hay reuniones entre la cooperativa del policlínico y la obra social de jubilados para poder hacerse cargo en conjunto de la institución que hoy es amenazada por un inminente remate de su edificio, que de concretarse estaría incumpliendo una ley vigente, y dejando trabajadores y pacientes en la calle.

«Acá hay complicidad entre la justicia y un grupo de abogados especuladores. El policlínico ADOS atiende principalmente a adultos mayores cuando las clínicas privadas los rechazan, y ahora resulta que un grupo de especuladores se quieren quedar con la clínica de los neuquinos y neuquinas. Es una inmoralidad lo que van a hacer», señaló la diputada Lorena Parrilli, una de las autoras del proyecto de ley que impide que el remate se concrete, por lo menos, hasta el año que viene.

RÍO NEGRO intentó consultar a la jueza María Eugenia Grimau, quien interviene en la causa, y no consiguió obtener novedades acerca de los avances para concretar el remate. La funcionaria pública sólo se limitó a recomendar que este medio consulte el expediente, algo que en situación de pandemia sólo pueden realizar abogados.

Sin embargo, Patricia Obreque, directora de la cooperativa a cargo del ADOS, informó que «la subasta del inmueble, de acuerdo a lo establecido en el expediente de la quiebra del ex Policlínico Ados, sería durante la primer quincena del próximo mes de Noviembre» y confió que «con el respaldo más que importante que hoy tiene la Cooperativa, en conjunto con los asociados que conformamos la misma, realizaremos todas las acciones para impedir que esto ocurra».

«La Justicia realizó todos los avances pertinentes para llevar a cabo la subasta del inmueble, sin tener en cuenta la ley 3284 la que fue sancionada en la legislatura de la Provincia de Neuquén», agregó Obreque.

La ley señala: «se suspenden, hasta el 31 de marzo de 2022, los procesos judiciales, cualquiera sea la causa de la obligación que haya originado la acción o el motivo de la liquidación , que ordenen o hayan ordenado la subasta de bienes inmuebles o muebles ocupados o utilizados por quienes cumplen un servicio esencial en calidad de prestadores médicos asistenciales públicos o privados de internación o de diagnóstico y tratamiento, que cuenten con el certificado de inscripción del Registro Nacional de Prestadores Sanatoriales que emite la Superintendencia de Servicio de Salud».

Respecto de la ley y sobre la solución definitiva, Parrilli planteó: «nosotros logramos en la legislatura frenar el remate mientras dura la emergencia, pero acá la solución la tiene el gobernador expropiando. Es un bochorno un remate para honorarios de abogados».

Sobre la situación actual del inmueble que podría ser rematado en menos de un mes, Obreque contó que «desde que toma la administración la Cooperativa, realiza un pago mensual correspondiente a un canon locativo, que fue incrementándose a lo largo del tiempo, y que actualmente ronda en $400.000; los mismos, van destinados a una cuenta judicial y de la cual desde el juzgado fueron realizando las diferentes liquidaciones, quedando pendiente por liquidar la deuda de AFIP».

Además, la directora de la cooperativa, resaltó que «actualmente la clínica continua prestando los servicios de salud a los afiliados de las diferentes obras sociales que concurren a recibir las atenciones asistenciales que se brindan con total normalidad».

Pero advirtió que de ocurrir el remate del edificio «se verían afectadas alrededor de 350 personas, por lo tanto 350 familias que trabajamos en la institución desde los diferentes sectores propios y terciarizados». Y que desde el punto de vista de los pacientes, los afectados serían unos «30.000 afiliados de PAMI, más nuestros  pacientes de diferentes obras sociales que concurren a su atención asistencial.


Comentarios


Seguí Leyendo

El remate del ADOS tiene fecha para los primeros días de noviembre