AHORA: la Corte rechazó la candidatura de Weretilneck

El roquense Castaño, nuevo abanderado solidario

Con 28 años creó una ONG y elabora calefones reciclados para quienes no tienen acceso al agua caliente.



#

El momento de la premiación, en el Teatro Avenida de Buenos Aires.

Pablo Castaño es el abanderado de Argentina Solidaria 2018 y es de Roca. Hace cuatro años que se dedica a ayudar a las personas en contextos vulnerados, brinda talleres sobre la energía renovable y fabrica con las familias calefones con botellas de plástico, latas de aluminio y envases tetra brik.

Abanderados es un premio anual que reconoce a aquellos argentinos y argentinas que dedican sus proyectos para los demás y difunde sus vidas para que inspire al resto de la sociedad.

El joven fue elegido entre 8 proyectos que competían por este valioso premio. “Queremos agradecer a todas las personas que nos votaron, en especial a la gente de Roca que lo hizo en cantidad; sin ellos no hubiera sido posible ganar”, manifestó el roquense quien recibió el galardón de manos de la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti.

Castaño fundó y dirige “Sumando Energías”, una iniciativa que construye duchas de agua caliente con energía solar y materiales reutilizados para miles de familias de La Plata y Pilar, en Buenos Aires. En este sentido expresó su anhelo de traer al Valle estas metodologías de sustentabilidad y aseguró que en Catriel ya hay voluntarios trabajando en este ámbito.

De esta manera, las familias evitan comprar una garrafa por mes para bañarse o comprar un termo eléctrico con riesgo de electrocución o incendio. Estos artefactos funcionan siempre, casi sin posibilidad de que se rompan o sufran daños naturales por lo que no necesita mantenimiento. Además, las familias aprenden sobre las energías renovables.

Bajo el lema “escucho y olvido, veo y recuerdo, hago y aprendo” la campaña camina con la idea ayudar a los barrios más humildes y construir junto con las familias mejores condiciones de vida.

El cambio en la calidad de vida está dado también por una cuestión sanitaria. Con la construcción de un lavabo y el aprendizaje del hábito de lavarse las manos, se disminuyen 2 de las 3 principales causas de mortalidad infantil: diarrea y neumonía.


Comentarios


El roquense Castaño, nuevo abanderado solidario