Muerte súbita en el deporte: cuando el corazón se exige

La muerte de dos jugadores de fútbol amateur la semana pasada, en Cipolletti, puso en primer plano la necesidad de hacerse chequeos cardiovasculares y de contar con áreas cardioprotegidas.La cardióloga Sonia Constantini explica por qué.





El sábado pasado murió un jugador de un torneo amateur de fútbol, en Cipolletti. El hombre se descompensó luego de jugar un partido y aunque lo asistieron de forma inmediata, falleció más tarde en el hospital. Fue el segundo caso, en una semana, de una muerte tras un partido de fútbol en la región.
Si bien está recomendado hacer actividad física con regularidad, la práctica de ejercicio no está exenta de riesgos: además de traumatismos, pueden ocurrir arritmias cardíacas, infarto agudo de miocardio y hasta muerte súbita. Y la prevalencia de estos riesgos se incrementa cuando existen enfermedades de base como, diabetes, hipertensión arterial, alteraciones y elevación del colesterol, obesidad y enfermedad de las arterias.


Los dos años de pandemia, la falta de actividad física constante, y a veces, la falta de los chequeos cardivasculares pueden formar una mala combinación para la salud.
En diálogo con «Digan lo que digan», en RN Radio, la cardióloga roquense Sonia Constantini insiste en la necesidad de hacerse los chequeos antes de desarrollar actividad física. “Cuando hablamos de personas mayores de 30 años, sobre todo varones, que hacen episodios de muerte súbita durante una actividad deportiva o luego de hacer una actividad deportiva, uno puede pensar que estamos frente a personas que tenían factores de riesgo y probablemente hayan desarrollado una enfermedad cardiovascular, de las arterias coronarias. La causa más frecuente de muerte súbita en el momento de la práctica deportiva en el adulto tiene que ver con la enfermedad coronaria”, explica la especialista.


-La pandemia, con sus dos años de inactividad y de falta de chequeos, ¿cómo influyen en este tipo de casos?
-Cuando hablamos de los dos años de pandemia, tanto para la cardiología como para la oncología, el problema más significativo fue la falta de chequeos cardiovasculares. Muchos fueron pacientes que volvieron a un sedentarismo muy importante y dejaron de hacerse los controles cardiovasculares que se hacían una vez al año. ¿Uno puede rastrear toda la patología cuando hace los controles cardiovasculares? No, la verdad es que no, pero puede tener un panorama más claro para explicarle a ese paciente que aunque tenga 30, 35 o 40 años, tiene la presión alta, o un colesterol por encima de lo normal, o tiene sobrepeso. Argentina tiene un preocupante índice de sobrepeso, y los dos años de pandemia empeoraron los números que teníamos antes. La pandemia aumentó el sedentarismo, y la obesidad.


-¿Y el Covid? ¿sumó riesgos a esos pacientes o a pacientes que no tenían ninguna patología?

-El covid es otro problema. Sobre todo y en particular el grupo que lo sufrió sin estar vacunado, que es un grupo que después tuvo secuelas. Hay un grupo de pacientes que aun esta en seguimiento. Ya hay reportes internacionales de pacientes que desarrollaron hipertensión arterial pulmonar, es decir que desarrollaron un aumento de las presiones en el circuito derecho del corazón en pacientes que tuvieron covid con complicaciones. Esos pacientes necesitan seguimiento estricto. Y por otro lado, todo aquel que va a empezar una actividad física que antes no estaba haciendo debe hacerse un chequeo cardiopulmonar. Y hay que saber que ese chequeo no es solo un electrocardiograma. Hay que saber cómo está el peso, cuál es nuestro índice de cintura, cómo está el colesterol, el azúcar y la presión.

No hay que hacerse sólo electrocardiogramas. Hay que saber también cómo está el colesterol, el peso, el azúcar.


-El año pasado, en plena pandemia, era habitual escuchar sobre los chequeos pos covid. Ahora que todo está más relajado, se siguen haciendo esos chequeos exhaustivos?
-Ahora, cuando ya hay un alto porcentaje de población vacunada, ya está mas naturalizado el chequeo pos covid. Pero insistimos porque hay veces que los pacientes no tienen prácticamente síntomas y cuatro o cinco semanas después empiezan a aparecer síntomas nuevos como la sensación de cansancio general y falta de aire. Eso es lo primero que refieren quienes han padecido Covid. La población que hace actividad física, siente por ejemplo, que no rinde igual: antes corrían de 6 a 10 km y ahora sienten que cayó el rendimiento o refieren agitación. Esa población de pacientes es fundamental que haga el chequeo cardiovascular porque existe una secuela posterior. Y puede pasar aunque hayan tenido un Covid con nada o muy pocos síntomas.


Consejos antes de entrenar


* Siempre hay que hacerse los controles cardiovasculares, subraya la cardióloga Sonia Constantini.

* “Uno de los problemas del fútbol amateur, es que cuando uno hace los chequeos previos uno lo hace bajo situaciones controladas: la temperatura ambiente es ideal (no hay frío ni nieve en el consultorio). Otra cosa es cuando un paciente que no hace nada decide jugar el sábado un partido, con sol o con frío, y después de comer un asado, molleja y choripan, de tomar cerveza. Son situaciones muy diferentes. En la segunda el cuerpo está sometido a un estrés extra”, dice.

* “Como dato estadístico, sabemos que la mitad de los pacientes que tienen problemas cardiovasculares, van a debutar con una muerte súbita, no van a tener ningún síntoma previo. Por eso, es muy importante que haya espacios cardioprotegidos, en las que no sólo haya desfibriladores sino también personal entrenado para usarlo. Porque con tener desfibriladores no basta. Debe haber gente que sepa usarlo”.

Escuchá la entrevista completa a la cardióloga Sonia Costantini, que habló en «Digan lo que digan», por RN Radio.

Sintonizá RN RADIO. Escuchanos por FM 90.9 desde Neuquén, por FM 105.7 desde Roca, por rionegro.com.ar/radio o por nuestra App.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Muerte súbita en el deporte: cuando el corazón se exige