Aumento de los caudales de los ríos: Neuquén y Cipolletti en alerta

La crecida del río Limay ya se siente en las zonas ribereñas, con el cauce cerca de las viviendas. Para el fin de la semana el río Negro aumentará su caudal.





Es la segunda vez en lo que va del mes que el agua inunda los  patios en barrio Confluencia. Foto: Yamil Regules

Es la segunda vez en lo que va del mes que el agua inunda los patios en barrio Confluencia. Foto: Yamil Regules

Con caudales que se mantienen altos en los ríos Limay y Neuquén los monitoreos en la zona ribereña continúan y ya hay sectores donde el agua está en las puertas de las casas. Es el caso del barrio Confluencia y en la zona de China Muerta.

No hubo asistencias por el momento, aunque se sigue de cerca la situación de vecinos que quedaron aislados por las crecidas. El alerta se mantiene en Cipolletti donde espera para el jueves o viernes un caudal de 1500 metros cúbicos por segundo  (m3/s), en el río Negro.

En la ciudad de Neuquén, como ocurrió con la anterior crecida del Limay a principios de mes, en un sector del barrio Confluencia el agua ya se asomó a las viviendas y en los patios hay lagunas de 5 centímetros de profundidad.

"Están en una depresión del terreno y cuando sube el río, sube la napa y  quedan anegados", explicó Francisco Baggio, subsecretario de Medio Ambiente y Protección Ciudadana de la ciudad de Neuquén.

La suba del caudal a 1200 m3/s provocó que familias de Isla Verde quedaran nuevamente aisladas, porque el agua anegó el ingreso al sitio.

En la capital la crecida también llegó hasta las mesas y parrillas de los balnearios.

En Plottier, según informó Pablo Ruiz, subsecretario de Integración Social y Urbana, unas 10 familias se han autoevacuado en  la zona de China Muerta, Verde Limay e Isla 119. En estos sectores el agua ya bordea las viviendas.

Ruiz dijo que continúan las recorridas diarias en la mañana y en la tarde por toda la costa: "Se siguen los operativos y se monitorea que los vecinos que no tengan problemas con la saturación de las napas".

Por el lado de Cipolletti, la crecida del río Neuquén y del río Negro no generó complicaciones, aunque advirtieron que el panorama puede ser otro sobre el final de la semana.

"Hay que estar atento jueves o viernes, porque el Neuquén llega a los 300 m3/s y el río Negro puede superar los 1500; y se puede generar ahí alguna complicación. Desde el 2012 que no tenemos ese caudal", alertó el director de Protección Civil, Felipe Vallejos.

Los aumentos en el cauce del Limay y el Neuquén informaron desde la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) que es para aumentar la generación eléctrica en las centrales y responder a la demanda del Sistema Eléctrico Nacional. El nivel de erogación desde el dique compensador Arroyito se mantendrá en 1200 m3/s hasta el 31 de julio y ese mismo día el caudal desde el dique compensador de El Chañar alcanzará los 300 m3/s.


Comentarios


Aumento de los caudales de los ríos: Neuquén y Cipolletti en alerta