Seguirán altos los ríos Neuquén y Limay por la generación eléctrica

Cammesa demandó a las centrales de Comahue más energía. La falta de gas y otras necesidades justificaron el pedido.





Los caudales de los ríos Limay y Neuquén seguirán hasta los primeros días de agosto. Foto: Oscar Livera.

Los caudales de los ríos Limay y Neuquén seguirán hasta los primeros días de agosto. Foto: Oscar Livera.

Como suele ocurrir durante el invierno, pero esta vez con particularidades, los caudales de los ríos Limay y Neuquén volverán a elevar su promedio producto de la generación eléctrica en las centrales hidráulicas de ambos cauces. Se espera que los niveles se mantengan altos hasta los primeros días del mes próximo.

El nivel erogado por el dique compensador Arroyito es, desde el sábado, 1200 metros cúbicos por segundo (m3/s) y, según la programación que difundió la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC), el Limay mantendrá esos valores por lo menos hasta el jueves. En el caso del Neuquén fue aumentando progresivamente hasta pasar de 150 m3/s el sábado para llegar a los 300 m3/s el viernes 31 de julio.

“Converge el frío, la falta de gas, la caída de la represa Futaleufú y la salida de funcionamiento de una central nuclear”, explicó Elías Sapag, referente de Neuquén en la AIC, sobre el pedido que realizó la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa).

Es la segunda vez que desde Cammesa se solicita a las represas de la región Comahue una mayor generación. Aunque en esta oportunidad se sumó el pedido no solo para las del Limay sino además para el complejo Cerros Colorados que se ubica sobre el río Neuquén.

Sapag sostuvo que el ahorro que se ha venido haciendo en los embalses y las condiciones climáticas permitieron dar la respuesta al requerimiento nacional.

“El clima nos ha ayudado y vamos teniendo nieve como nunca y vemos humedad para la primera quincena de agosto. Yo recuerdo algo así recién por 2005”, observó el referente de la AIC.

Para ambas cuencas indicó que “desde el punto de vista hídrico todo lo que sea nieve y lluvia nos viene bien, y sobre todo en la cordillera”. Para el Limay indicó que se necesita que llueva. “Hoy están entrando unos 1000 metros cúbicos por segundo pero se están sacando 1200, por lo que se está recurriendo al ahorro”.

Para mostrar la necesidad del requerimiento actual, Sapag señaló que desde Cammesa hacía “muchos años que no pedían 300 en el río Neuquén”.

Por otro lado, este aumento en los caudales mantiene en alerta a los vecinos que se encuentran en las zonas ribereñas.

Sectores ribera que están al límite. Foto: Oscar Livera.

Desde la Subsecretaría de Defensa Civil y Protección Ciudadana se informó que se hace un relevamiento en Senillosa y Plottier. Por ahora no fue necesaria realizar ninguna asistencia. Pablo Ruiz, subsecretario de Integración Social y Urbana de Plottier comunicó que por la crecida unas 10 familias se han autoevacuado en la zona de China Muerta, Verde Limay e Isla 119.

Por el lado del río Neuquén, se monitorea la zona de Vista Alegre, Costa de Reyes y sectores de chacras. En la capital se advirtió a los vecinos de Rincón de Emilio.


Comentarios


Seguirán altos los ríos Neuquén y Limay por la generación eléctrica