Encuesta Anual de Inquilinos: Los rionegrinos gastan hasta 55% del sueldo en alquilar

En febrero de 2018 los inquilinos destinaban cerca del 41% de sus ingresos en alquilar. En agosto del mismo año esa cifra ascendía a 45%, y actualmente llega a un 47%. Para agravar el panorama, un 30.33% de inquilinos tuvo que rescindir anticipadamente el contrato por no poder pagar.



El principal dato que arrojó la Tercera Encuesta Nacional a Inquilinos que realizó la Unión de Inquilinos Rionegrinos (UIR) muestra el avance del alquiler en 6 puntos porcentuales sobre el salario, en comparación con el año pasado. Otro golpe fuerte refleja que en los últimos seis meses, el 30.33% de los inquilinos tuvo que rescindir anticipadamente su contrato por dificultad en sostener el pago.

“La falta de una Ley de Alquileres que regule los aumentos, sigue quedando a la vista”, se quejó Roberto Díaz, presidente de la UIR. “El inquilino pierde cada vez más salario, y está cada vez más preso de un alquiler”, reclamó.

Ante la ausencia de datos oficiales la Federación de Inquilinos Nacional empezó a realizar encuestas en todo el país, con el objetivo de medir el impacto del aumento en el precio del alquiler.

En febrero de 2018 dio como resultado que los inquilinos destinaban un promedio del 41% de sus ingresos en el pago del alquiler. En agosto del mismo año esa cifra ascendía a 45%, y actualmente, alcanza el 47%.

Se trata de un aumento interanual de 6 puntos porcentuales. La Encuesta, realizada en todo el país, obtuvo más de 4.200 respuestas.

En Río Negro el impacto de la economía ha hecho que las familias destinen el 50,50% de su salario al pago del alquiler, según presentaron en el informe anual. Para agravar esto, sostienen que los sectores más jóvenes y los adultos mayores muestran un avance hasta un 55%. Esto sin contabilizar expensas, impuesto y tarifas de servicios públicos.

Gervasio Muñoz, presidente de la Federación de Inquilinos Nacional, sostuvo que cada seis meses presentan “la misma noticia, que las condiciones de vida de las familias inquilinas continúan degradándose”.

“Pareciera que a nadie le importara que una familia quede literalmente presa de los aumentos de alquileres que carcomen el salario, y los haga olvidar la posibilidad de acceder a una vivienda propia”, se lamentó
Roberto Díaz.

En ese sentido destacó que en algunas ciudades “tienen el 60% de aumento en las renovaciones”, y que eso hace que se muden a “lugares precarios”. Como comparación, uno de los peores casos es Bariloche, con gran especulación por el “mercado turistico que tracciona los precios”, advirtió.

Desde ambas organizaciones aseguraron que “los aumentos no tienen ninguna relación con la inflación y mucho menos con las actualizaciones de salarios”.

“Un año después de renovar el contrato, el inquilino estará pagando un 80% más que al final del contrato anterior y dos años después, estará pagando más del doble”, es la brutal afirmación que se desprende en la encuesta que realizaron en 2018.

“Son cada vez más quienes se mudan a viviendas más pequeñas o alejadas, los que comparten techo con padres, hijos o hasta desconocidos o quienes alquilan habitaciones derruidas en hoteles familiares”, señaló Muñoz.


Comentarios


Encuesta Anual de Inquilinos: Los rionegrinos gastan hasta 55% del sueldo en alquilar