De la mano de Phoenix, una nueva área de Vaca Muerta entra en actividad

Se trata del bloque Mata Mora, ubicado en la zona caliente del shale, cerca de San Patricio del Chañar. La compañía aspirar a poder producir 40.000 barriles por día en cinco años.




Las fronteras de Vaca Muerta se siguen expandiendo, y así lo demuestra la apuesta que la empresa Phoenix Global Resources (PGR) comenzó a hacer este mes en el bloque Mata Mora en donde se inició la perforación del primer pad de tres pozos.

El área representa la expansión de lo que hoy se conoce como la “zona caliente” de Vaca Muerta, en donde se emplazan los bloques que ya se encuentran en la fase de desarrollo masivo o industrial. Este bloque se ubica en la zona de San Patricio del Chañar, al este de Añelo, y linda con las áreas de Sierras Blancas y Coirón Amargo Sur Este (CASE).

Con el inicio del año comenzaron los trabajos de perforación del primer pad del proyecto piloto que la firma comprometió al recibir la concesión del área.

En detalle, se trata de un grupo de tres pozos horizontales que comenzarán con un pozo vertical que será el gran revelador de lo que esconde allí Vaca Muerta, pues de esa perforación vertical se tomarán los datos de la roca generadora.

El CEO de la compañía, Pablo Bizzotto, explicó que estos primeros pozos tendrán una rama lateral de 2600 metros de longitud en las cuales se realizarán un total de 37 etapas de fractura, que están previstas realizar entre abril y mayo de este año.

El inicio de la perforación contó con la visita del titular de Petroleros, Marcelo Rucci.

El puntapié inicial del bloque contó con la presencia del flamante secretario general del sindicato de Petroleros Privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Marcelo Rucci, quien junto a la cúpula del gremio recorrieron el área en donde también se trabaja aceleradamente en la creación de las facilities necesarias para el tratamiento de la producción que se tendrá y en una red de ductos que tienen la particularidad de estar formados por cañerías flexibles.

Phoenix, una firma cuyo socio mayoritario es el grupo suizo Mercuria, depositó sus mayores expectativas de Vaca Muerta en este bloque, en función de los altos niveles de producción que ya están teniendo las áreas vecinas.

Además, a diferencia de las otras áreas en las que ya realizó los pozos pilotos –Corralera Noreste y Corralera Sur– en este caso el bloque no se encuentra en la frontera norte de Vaca Muerta, sino en una zona en donde ya existe un vasto conocimiento de las condiciones del subsuelo.

Phoenix obtuvo en marzo del año pasado la concesión del bloque en el que es socia de la estatal Gas y Petróleo del Neuquén (GyP) con un carry al 10%.

Como parte del compromiso inicial del bloque, en lo que es su fase piloto o de exploración, la firma comprometió una inversión de 110 millones de dólares para la realización de 12 pozos en cuatro pads, además de otros trabajos como son la exploración sísmica en 3D.

Como ha ocurrido con los últimos bloques en pasar a desarrollo masivo o en avanzar con el pedido de concesiones, en este caso el potencial de Mata Mora está en el petróleo, un segmento de la producción que viene en un alza marcada en Vaca Muerta.

Para Bizzotto, el potencial de Mata Mora es claro, y es por esto que anticipó que desde la firma esperan que el área alcance una producción de 40.000 barriles por día para el 2026, una fecha en la que según los papeles recién estaría terminando la fase piloto del bloque, pero que con la producción esperada haría que la nueva área de Vaca Muerta se meta de lleno entre las grandes productoras del shale argentino.


Comentarios


Logo Rio Negro
De la mano de Phoenix, una nueva área de Vaca Muerta entra en actividad