La disparada de los subsidios como telón de fondo de las tarifas

Tan solo en los primeros cuatro meses del año el aporte estatal a la energía se catapultó un 132%. Para los consultores el año cerrará inevitablemente con un alza en los subsidios.




El telón de fondo de la discusión sobre las nuevas tarifas sin dudas es el acelerado aumento en los subsidios a la energía que se registró en lo que va del año y que en abril marcó un insostenible incremento acumulado del 132%, respecto al mismo periodo del año pasado. Un escenario crítico para las ajustadas cuentas del Estado que, bajo la mirada del Fondo Monetario Internacional (FMI) busca reducir el gasto en medio de un contexto inflacionario alto que suma mayor presión a los consumidores.

Esta semana el gobierno nacional llevó adelante las audiencias públicas para implementar no solo la segunda tanda de aumentos en las tarifas de luz y gas, sino también para iniciar el tan anunciado plan de segmentación de los usuarios, que debe ser leído como una quita de subsidios aparte de los consumidores residenciales.

Pero en un plano paralelo al de los debates realizados el martes, miércoles y jueves, la escena política jugó su propio partido en una seguidilla de episodios que en los mismos días de los debates ahondaron las diferencias existentes en el seno del gobierno.

El primer punto destacado estuvo en la silla central de cada una de las audiencias públicas, ya que casi como un subtítulo se pudo leer que el hecho de ser presididas por funcionarios de segunda o tercera línea, vació de relevancia su función, al menos desde la óptica del Estado.

La muestra más clara de esto se dio el miércoles, cuando el debate se centró en la tarifa de energía eléctrica, pero tanto el secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, como el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, faltaron a la cita para visitar la central térmica Ezeiza.

El secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, y el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, en la visita a la central térmica Ezeiza. (Foto: gentileza)

Pero sin lugar a dudas, la jugada política de la semana fueron las declaraciones de Alberto Fernández, quien desde Alemania anunció que aquellos funcionarios que no avalen los aumentos de tarifas preacordados serán desplazados de sus cargos.

Una amenaza que claramente hace referencia a los ausentes en las audiencias, a quienes debe sumarse el interventor del Enargas, Federico Bernal, pero que pareciera desconocer la larga trayectoria de desencuentros en el sector energético que tuvo hace un año, su máximo papelón, cuando ni el mismo Fernández pudo despedir a Basualdo de su cargo.

Las futuras subas en las tarifas de luz y gas, previstas para junio, como así también el inicio de la segmentación, apuntan en esta segunda tanda de aumentos no a equilibrar los ingresos de las empresas, sino a morigerar la disparada de los subsidios energéticos que ya se inscriben con letras rojas.


Qué marcan los subsidios


Los datos oficiales de la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP), recopilados por la consultora especializada en el sector, Economía y Energía (E&E) de Nicolás Arceo, dan cuenta de que entre enero y abril de este año el Estado destinó un total de 3.722 millones de dólares para cubrir subsidios a la energía. El dato solo es alarmante, teniendo en cuenta que tan solo transcurrieron 4 meses de año, sin embargo, se agrava más cuando se lo compara con el mismo período de 2021, en el que se gastaron 1.607 millones de dólares para subsidios del sector.

En números

3722
millones de dólares se destinaron a los subsidios del sector energético entre enero y abril de este año.

Del total de 3.722 millones de dólares que se destinaron en el acumulado de los primeros 4 meses del año, el 88%, es decir, unos 3.275 millones de dólares, fueron transferidos a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa). Esto significa que estuvieron dirigidos para cubrir los costos de la generación eléctrica.

En menor escala, se utilizaron otros 198 millones de dólares (5,3%) que fueron enviados a la empresa del Estado, Enarsa (la ahora exIEASA), principalmente para la importación de gas.

Para cubrir los gastos del plan gas de abril se utilizaron otros 96 millones de dólares (2,5%) y para las compras de Gas Licuado de Petróleo (GLP) otros 92 millones de dólares (2,4%). Estas cuatro categorías representan más del 98% de los destinos que les da el gobierno a los subsidios a la energía.

La única categoría que registró una reducción interanual en las trasferencias fue la destinada al programa de estímulo a la producción de gas. Mientras que este año se usaron 92 millones de dólares en los primeros 4 meses, en el mismo período de 2021, se usaron unos 296 millones aproximadamente.   

En números

92
millones de dólares fueron las trasferencias destinadas al programa de estímulo a la producción de gas.

La depreciación de la moneda local, el incremento en la demanda, el shock de precios internacionales producto de la invasión de Rusia a Ucrania, sumado al remanente de la pandemia, y a la baja generación hidráulica, son algunos de los factores externos que se acoplaron a la política tarifaria del gobierno y generaron una tormenta perfecta.

Para tener en cuenta, durante los primeros cuatro meses del año, se utilizó el 34% del monto total que se destinó en todo el 2021 para cubrir subsidios energéticos. Y el 62% del total usado en 2020.

El año pasado las millonarias erogaciones que realizó el Estado para los subsidios energéticos alcanzaron los 11.000 millones de dólares, lo que significó un salto superior a 70%, respecto al 2020. Y las proyecciones de las consultoras expertas en el sector anticiparon que este año rondarían desde un piso de los 13.000 millones de dólares para los escenarios más optimistas, hasta los 16.000 millones de dólares. Un nivel que podría ser levemente compensando con los aumentos en las tarifas proyectados.

Escuchá la columna de Victoria Terzaghi en «Vos a Diario» por RN RADIO:

Sintonizá RN RADIO. Escuchanos por FM 90.9 desde Neuquén, por FM 105.7 desde Roca, por rionegro.com.ar/radio o por nuestra App.


Comentarios


Logo Rio Negro
La disparada de los subsidios como telón de fondo de las tarifas