Qué opinan las consultoras sobre el aumento de tarifas y el nivel de subsidios a la energía

Especialistas del sector aseguraron que el año marcará un salto en el nivel de desembolsos por parte del Estado. En ningún escenario prevén que el nivel de subvenciones de este año sea menor al del 2021.




Para el titular de la consultora Economía y Energía, Nicolás Arceo, la reducción este año de los subsidios por debajo del nivel de 2021, que fue de 11.000 millones de dólares, es “imposible”. Ni siquiera con el aumento tarifario que está en discusión, ni con la reducción en el precio del GNL, ni tampoco con el nuevo acuerdo con Bolivia por mayor gas.

En la misma línea, el director de Energía de la consulta Ecolatina, Daniel Dreizzen, consideró que pese a los incrementos de tarifas y el avance en la segmentación de los usuarios que pueda realizarse, “los subsidios a la energía no van a bajar en este año del nivel que tuvieron el año pasado”.

Para Arceo “la estimación es que por cada 25% en el aumento en el precio de la energía, te baja unos 550 a 590 millones de dólares el nivel de subsidios. Lo que calcula el gobierno es un incremento en tarifa final de entre el 20 al 21% que, dependiendo la distribuidora de gas y electricidad, será un aumento en el precio de la energía entre el 40 y el 45%”.

Esto permitirá bajar el nivel de subsidios, sin embargo, no se llegará a una reducción en términos absolutos, solo se mitigará el incremento proyectado para 2022. Un planteo en el que coincidió con Dreizzen.

En números

600
millones de dólares recorta el Estado en aporte por una suba del 25% en las tarifas.

Para el titular de Economía y Energía, la proyección que se hizo de subsidios para este año de 16.700 millones de dólares se calculó con un precio del GNL en el orden de los 40 dólares el millón de BTU, y la última fue de unos 30 dólares por millón de BTU. Con lo cual, es probable que Argentina termine comprando en torno a los 35 dólares por millón de BTU.

Según los cálculos aproximados de la consultora, si se logra eso, Argentina se ahorrará por cada 5 dólares unos 500 millones de dólares en subsidios.

En un buen escenario, vas a estar en torno a los 14.500 millones de dólares en subsidios, pero nunca en 11.000 millones de dólares, como en 2021. Mejoraron las condiciones de Bolivia, que es más caro que el año pasado, pero no llega al precio del GNL o gasoil. Te mejoró GNL, porque bajó el precio y vas a tener un incremento tarifario que no estaba proyectado”, añadió Arceo.

En tanto que desde Ecolatina se consideró que “este año el mínimo que estoy estimando en subsidios es de 13.000 millones de dólares porque los costos de la energía están en dólares”.

El consultor explicó que esta situación de incremento en el nivel de subsidios a la energía de este año se debe “fundamentalmente en la energía eléctrica y el gas, lo que son productos importados aumentaron por el contexto de la guerra y lo que es local como mínimo aumentó lo que es la devaluación, por lo que esa diferencia entre los costos y lo que se paga sigue siendo grande”.

Y destacó que “estas audiencias y los aumentos de tarifas sirven para que los subsidios no suban aún más, pero no van a bajar, ni van a alcanzar la meta trazada por el FMI que era del 1,9% del PBI y ya el año pasado llegaron al 2,3% del PBI”.

Si bien la proyección para subsidios no es buena, la eliminación total significaría aumentos en tarifas finales de 100% en gas y cercano al 300% en energía eléctrica, sin la ampliación del efecto inflación. Con eso sumado, los porcentajes podrían ascender a unos 160% y 360%, respectivamente. Un escenario que no es alcanzable.


Comentarios


Logo Rio Negro
Qué opinan las consultoras sobre el aumento de tarifas y el nivel de subsidios a la energía