Subsidios a la energía: se destinaron casi US$ 3.000 millones en el primer trimestre

Las transferencias para gastos corrientes entre enero y marzo aumentaron uno 160% a nivel interanual. El 85% de las erogaciones del Estado estuvieron dirigidas a Cammesa.




El ritmo vertiginoso que tomaron los subsidios a la energía durante el primer trimestre del año anticipa una preocupante tendencia para lo que resta del año con millonarias erogaciones por parte del Estado que van camino a un rojo histórico. Mientras el oficialismo se prepara para iniciar las nuevas audiencias públicas para definir las nuevas tarifas -en el medio de un fuerte conflicto interno- en lo que va del año se destinaron casi 3.000 millones de dólares en subsidios.

Para graficar aún más el escenario actual resta solo con marcar que la abultada suma que destinó el Estado en subsidios entre enero y febrero significa un salto del 160% a nivel interanual. Vale recordar que el 2021 cerró con un total destinado en subsidios energéticos que superó los 11.000 millones de dólares y para este año el escenario que proyectan los expertos es todavía peor. 

Los datos se desprenden del último informe semanal que elabora la consultora especializada en temas energéticos, Economía y Energía (E&E), liderada por Nicolás Arceo, en base a datos de la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP).  

En números

US$ 2.430
millones se destinaron a Cammesa entre enero y marzo, y a IEASA otros US$ 221 millones.

En detalle, durante los primeros tres meses del año, el Estado destinó unos 2.873 millones de dólares y fue de menor a mayor: enero registró un gasto de US$ 442 millones de dólares; febrero de US$ 1.051; y el mes pasado de US$ 1.380 millones. 

Para tener en contexto, en el mismo período de 2019 se destinaron US$ 662 millones; en 2020 otros US$ 483 millones; y el año pasado unos US$ 1.106 millones. «Lo destinado en subsidios al sector energético entre enero y marzo de 2022 registra los valores más altos en todo el período considerado», señalaron desde la consultora. 


En dónde utiliza más subsidios el Estado 


Sin realizar un análisis muy específico, el principal gasto del Estado en subsidios se concentra en las transferencias a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa). Significa que casi el 85% de los subsidios energéticos estuvo dirigido a la generación de energía eléctrica. 

Este porcentaje significa que de los US$ 2.873 millones se utilizaron, nada más y nada menos, que unos US$ 2.430 millones. El segundo gasto de mayor peso se lo quedó la empresa estatal Integración Energética Argentina (IEASA, exEnarsa) con casi el 8% (US$ 221 millones) y las restantes categorías el porcentaje restante con unos US$ 224 millones.  


Cuál es la proyección para el año 


Tal como publicó este medio la semana pasada, para este año se espera un rojo multimillonario en términos de subsidios que rompería todos los récords, ya que superaría lo destinado en 2015 (US$ 15.753 millones). 

Las proyecciones anticipan que en 2022 el Estado tendrá erogaciones para subsidiar la energía de unos US$ 16.756 millones. Una suma que tendría un impacto del 2,9% en el Producto Interno Bruto (PIB). 

De ese total se anticipa que unos US$ 10.619 millones serían para Cammesa, lo que equivale a poco más del 63%. El segundo gasto más importante sería para gas natural por unos US$ 5.537 millones, más del 33%. El porcentaje restante representaría el resto de las categorías.  


Comentarios


Logo Rio Negro
Subsidios a la energía: se destinaron casi US$ 3.000 millones en el primer trimestre