Neuquén y Río Negro proponen crear una empresa con Nación para operar las represas

Las provincias buscan un acuerdo tripartito para constituir una sociedad anónima. Piden obtener ingresos por la explotación para financiar nuevas obras. Advierten que podrían incluir un impuesto a las nuevas concesiones.




A casi un año para el vencimiento de las primeras concesiones hidroeléctricas, la comisión que crearon Neuquén y Río Negro propuso conformar una empresa mixta en conjunto con el Estado Nacional para operarlas. Además consideran que la nueva firma, constituida como sociedad anónima, deberá obtener una remuneración por la explotación comercial para el mantenimiento y nuevas obras.

Así lo indica el informe final que elaboraron las provincias al que accedió en exclusiva Energía On. Otro de los puestos que sobresale del documento es que se busca reorganizar las prioridades actuales de las represas con el foco puesto en la regulación de crecidas.

Según se detalla en el informe de casi 30 páginas, la comisión definió como objetivos la administración y operación de las represas para un manejo “armónico y coordinado” de los recursos hídricos entre las provincias y Nación.

Como primer punto piden que se cumplan las normas de manejo del agua y se inviertan las prioridades actuales que ponderan la generación eléctrica por sobre el resto. Proponen el siguiente orden de prioridades: regulación de crecidas; abastecimiento de poblaciones; abastecimiento para el sector productivo e industria; y, por último, la generación.

“Esto permitirá resolver en el ámbito regional las situaciones de conflictividad que se susciten por la operación de los aprovechamientos ante las demandas y escenarios futuros, evitando la permanente sensación de la comunidad sobre que el Estado prioriza el despacho energético”, argumentaron desde la comisión.

En segundo lugar, la comisión concluyó que los ingresos que reciba la empresa a constituirse se deberán emplear la para la financiación y ejecución de un programa de obras hidroeléctricas multipropósito, de infraestructura y de desarrollo productivo. A su vez -señalan- estos ingresos funcionarían como “reparación histórica” a la región, dado que las obras están amortizadas y el insumo que utilizan aún no está gravado con un canon de uso por las provincias.

“Ante la actual situación de regulación del mercado eléctrico, con precios administrados por el gobierno de turno, deberían buscarse instrumentos jurídicos que garanticen de alguna manera una remuneración suficiente para los objetivos fijados, sobre todo si se inicia un programa de ejecución de obras que dependa de esos ingresos”, indicó la comisión. 

Vale recordar que en el transcurso del 2023 se vencerán las concesiones otorgadas por el Estado para la operación, mantenimiento y explotación comercial de las represas sobre los ríos Limay y Neuquén. Previo a esto, el poder concedente deberá definir el esquema o modelo a implementar.


Qué pasa si Nación se opone a crear una empresa conjunta con Neuquén y Río Negro


Con el informe final en mano, la comisión recomendó a las autoridades provincias a que se avance con una estrategia de presentación al gobierno nacional. En caso de obtener una respuesta favorable, se deberá avanzar en elaboración de un convenio tripartito para la creación de empresa mixta.

En caso de obtener la negativa, las provincias exhortan a Nación para que se acuerden las normas de manejo de aguas y de preservación ambiental de la cuenca, y gestionar ante las Provincias las respectivas concesiones de uso de agua para generación. Además advierten que incluirán un impuesto a las concesiones.

“Asimismo, las Provincias podrán decidir gravar la concesión a otorgar mediante la aplicación de un canon de uso y aprovechamiento de las aguas públicas, en un todo de acuerdo a lo establecido en las Leyes provinciales N.º 2952 y N.º 899”, concluyeron.


Comentarios


Logo Rio Negro
Neuquén y Río Negro proponen crear una empresa con Nación para operar las represas