Sequía: la AIC rechazó el pedido de Nación de erogar más agua desde El Chocón

Durante el fin de semana Cammesa solicitó triplicar el turbinado desde El Chocón para hacer frente a la demanda por la ola de frío. Desde la AIC lo rechazaron ante la Emergencia Hídrica aún vigente.




La Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) solicitó el viernes a la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) que aumentaran la erogación de la central hidroeléctrica El Chocón a 600 metros cúbicos por segundo, es decir un 300% más que el actual nivel. La AIC, junto con el resto del comité ejecutivo lo rechazó de forma unánime por la Emergencia Hídrica que aún atraviesa la región.

«El viernes llamaron desde despacho de Cammesa al secretario de operación y fiscalización de la AIC, (Julio Porrino), diciéndole que querían aumentar El Chocón a 600 metros cúbicos por segundo«, detalló el representante neuquino en la AIC, Elías Sapag en diálogo con Energía On. Desde el organismo se contactaron con el comité ejecutivo de cuencas, quienes decidieron no autorizar la generación.

«Hablamos entre nosotros y evidentemente los cálculos que hacíamos en función del agua que entra por el Limay y por el Neuquén, el agua que se vierte, el estado de los embalses y la nieve que tenemos, consideramos que había un alto riesgo en generar esta posibilidad a Cammesa«, explicó Sapag. 

Por esta razón, decidieron emitir «una nota en conjunto desde el comité ejecutivo por unanimidad, comunicándole a Cammesa que no era viable esta situación y lo mismo le comunicamos a hidroeléctrica El Chocón». La misma fue con la fecha del 24 de junio, mismo día que recibieron el pedido de Cammesa.

La razón se remite a «la emergencia hídrica dictada en agosto del 2021. Y que fue ratificada este año«, señaló Sapag. Según el referente, esta situación ya había sido informada: «En marzo comunicamos el descenso del Chocón de 330 metros cúbicos por segundo a 170, y el caso del río Neuquén, que pasó de 125 a 135 metros cúbicos, pero porque el riego dejaba de ejecutarse».

El dato

600 m3/s
Era lo que solicitaba Cammesa para que erogue la represa El Chocón. Actualmente el nivel de erogación es de 150 m3/s.

Detalló que esto ya se había informado a los distintos organismos regionales y nacionales, inclusive Cammesa «a los efectos que si había alguna observación al respecto, que la hicieran. Nadie comunicó absolutamente nada y bueno, quedamos en que (la limitación en la erogación) se iba a ejecutar y se ejecutó».

«Nosotros consideramos de riesgo aceptar (el pedido de mayor erogación) para la temporada del año 2022-2023 para el riego, las ciudades, la industria y el consumo de agua por lo tanto decidimos no autorizarlo», subrayó. A su vez, remarcó que «no ha cambiado ninguna de las circunstancias: los ríos siguen bajos, los embalses siguen bajos, Piedra del Águila tiene 16 metros abajo, Chocón 10 metros aguas abajo de niveles máximos».

Respecto a los ríos que atraviesan la capital, detalló que «el caudal del río Limay recién después de un año superó los 700 metros cúbicos por segundo, lo que no nos da la condición de cantidad de agua suficiente». En el caso del río Neuquén «apenas llega a 130, 140 metros cúbicos por segundo de los 310 que debería». Por ende, no se registran crecidas: «Si bien hay nieve, son todas de agua polar con helada».

El presidente del comité ejecutivo, Javier Reyes, quien es el representante de la AIC en Buenos Aires, «tuvo contacto con la secretaría de Energía, con Cammesa, a los efectos de tratar el tema pero los que tenemos la necesidad del agua somos los de Río Negro y Neuquén«, remarcó Sapag.

En este sentido, explicó: «Tanto los representantes de Buenos Aires, como los representantes de Nación nos dan a nosotros la responsabilidad de tomar esta decisión. Hemos decidido que no podemos otorgar esta solicitud. Tanto en nombre de Río Negro, con Fernando Curetti, como yo por Neuquén».

Recalcó que «no es falta de voluntad, si no que es falta de agua. Si hubiera agua nosotros no tendríamos porque negarnos. Se actúa según el contrato de concesión como tal y se eroga las necesidades que tenga el país. Con falta de gasoil y falta de dólares es obvio que nosotros no tendríamos ningún problema si no tuviéramos falta de agua».

Respecto a las otras represas, explicó: «Alicurá y Piedra del Águila como Pichi Picún pueden generar la energía que quieran y erogar el agua. Lo que nosotros no queremos es que esa agua salga de El Chocón porque es nuestra reserva para mantener durante ocho o nueve meses un caudal elevado a los efectos de que el riego tenga, no solo la cantidad, sino el nivel para que las bombas no queden en vacío».

Lo mismo buscan con la represa Cerros Colorados, ubicada en el curso inferior del río Neuquén: no quieren que se desvíe el agua del río ya que «el canal principal de riego se lleva el 90% del agua que el río Neuquén trae. No nos olvidemos que el Alto Valle de Río Negro y Neuquén son 60.000 hectáreas de producción hortofrutícola» por lo que «nosotros no podemos dejar de dar agua«.

El embalse de Alicurá bajó considerablemente en la última semana.

De acuerdo a la información de la AIC, las mayores demanda de generación en las primeras represas de la cuenca, ya se traduce en una baja más que importante de los caudales de los embalses.

El caso más destacado es el de Alicurá, la primera de las represas del Limay, que en estos días refleja que su embalse se encuentra muy por debajo del nivel mínimo establecido.


La explicación de Cammesa ante la demanda de más generación


«Como consecuencia de la ola de frío que se vive en buena parte del país, la demanda de energía eléctrica superó los récords para sábado y domingo de invierno, tanto en potencia como de energía», inició el comunicado de Cammesa.

En efecto, el sábado 25 de junio a las 20:42 la potencia alcanzó los 23.376 MW, en tanto la demanda de energía diaria llegó a los 475,2 GWh. El domingo 26 de junio, por otra parte, la potencia alcanzó un nuevo récord un día después, con 23.535 MW de potencia, mientras que la demanda de energía eléctrica de todo el día llegó a 454,7 GWh según su reporte.

Estos valores son «marcas que superaron a las históricas tanto para sábado como para domingo de invierno«. Según detallaron desde la firma, están por debajo de los récords absolutos del sistema «que se registraron en el verano de este año, que es cuando el consumo de energía suele alcanzar sus niveles máximos».

La potencia alude al consumo de energía en un momento determinado, mientras que la energía es el resultado de lo demandado por el sistema durante una jornada completa.


Comentarios


Logo Rio Negro
Sequía: la AIC rechazó el pedido de Nación de erogar más agua desde El Chocón