Entrevista con Evo Morales: “Los bolivianos votaron por profundizar las reformas”

Dijo que hay una ciudadanía deseosa de justicia, paz y solidaridad. Indicó que seguirá estrechando vínculos con Venezuela e Irán.



#

El mandatario aseguró que hicieron una buena elección en todo el país.

-¿Esperaba un triunfo tan contundente?

-Ganar sí; ganar con buena ventaja sí, sí. Pero el reconocimiento fue amplio, bien amplio.

-En la cumbre de Mar del Plata me dijo que en los momentos que le pone la política por delante siempre están ellos?

-Mis sufridos padres.

-¿Anoche se acordó de ellos?

-Están siempre en mi vida, no sólo en los momentos felices. Yo los vi sufrir mucho, siempre con poco… sobrevivir, criarnos siempre con poco, como se ha criado la mayoría de los bolivianos: con poco, con nada…

-Que usted ganara en el Altiplano era un hecho. Además, el pueblo aymara?

-Pero hemos hecho una elección muy buena en todo el país, no sólo en el Altiplano.

-Está claro. Su rival Manfred Reyes Villa es desde hace años un muy duro opositor suyo. Ahora trató de cohesionar detrás suyo los departamentos de Beni, Tarija, Santa Cruz y Pando (las regiones de mayor desarrollo económico del país), pero parece haber caído en el intento en esos mismos departamentos. ¿A qué acredita semejante derrota?

-A que hay mucha más Bolivia deseosa de profundizar las reformas, de justicia, de paz, de solidaridad. La derecha sólo busca hacer valer sus intereses, que muchas veces son privilegios logrados a costa de explotar a miles de bolivianos. Ellos han querido partir el país, dividirlo… sus posiciones siempre son… de violencia. Sus posturas siempre están acompañadas de mucha violencia, de amenazas; tienen mucha violencia en sus posturas. Ahora las urnas nos dicen que tienen menos respaldo que el que decían tener.

-En la prensa argentina de hoy hay analistas que dicen que su triunfo puede agudizar las tensiones entre los departamentos que buscan mayor autonomía del poder central y el Estado. ¿Cuál es su opinión al respecto?

-En esas regiones hay mucho de la derecha de la que le hablo. Todo lo que haga, si está dirigido a separarnos, no lo logrará. Se estrellará contra este más del 60% de los bolivianos que votaron ayer por profundizar las reformas y por una Bolivia con mayor justicia social. Porque, mire: nuestro triunfo es muy legítimo. Además estoy contento por lo bien que funcionó nuestro sistema electoral, de recuento de votos… en un par de horas todo estaba bien definido.

-¿O sea que queda libre el camino para el establecimiento de autonomías para sectores indígenas, con lo cual se descentralizará mucho del poder que tienen los prefectos departamentales?

-Eso es una realidad que tiene respaldo constitucional, por lo tanto haremos que se cumpla. Además, como lo dije ayer no bien se consolidó nuestro triunfo, éste no es el triunfo de un partido, de un sector del país: es el triunfo de toda Bolivia.

-Bueno, presidente, eso se dice siempre que se gana una elección de cualquier orden.

-Pero pasa que aquí los bolivianos también hemos votado por la estabilidad política, que es de todos, de los que ganaron y de los perdedores. Por primera vez en décadas los bolivianos se acostumbran a que su voto sea respetado. No nos podemos olvidar de que entre el 2001 y el 2005 en que yo fui elegido poco faltó para que tuviéramos media docena de presidentes: fueron cinco.

-Vuelvo a Mar del Plata…

-Linda ciudad… lástima que en las cumbres uno no tiene tiempo de recorrer.

-En el tren que nos llevaba a Mar del Plata, usted me dijo que había llegado a presidente en el momento justo, en términos de experiencia de vida, de política…

-Bueno, claro, cuando perdimos la presidencia por menos de dos puntos con (Gonzalo) Sánchez Lozada…

-¿2002?

-Sí, sí, creo que no estábamos en condiciones de manejar Bolivia. En ese comicio logramos el 21% de los sufragios.

-¿Qué es estar preparado para gobernar Bolivia?

-Tener un proyecto, la gente que lo acompañe. Mi país tiene una historia muy cruel, muy dura, mucha frustración. No es fácil.

-Si se mira la correlación de votos que logró en sus tres elecciones para presidente, hay que reconocer que cada vez es más votado: 21%, algo más del 50% en el 2005 y ahora, más del 60%. ¿Cómo no marearse con lo creciente de ese respaldo?

-No hace a mí el marearse con el poder. Todos los días, cuando veo que nos falta hacer esto o aquello otro, me prometo seguir trabajando y trabajando sin desmayos, sin arrogancia.

-¿Cuál es el mayor obstáculo para gobernar Bolivia?

-El que más me molesta a mí es el egoísmo de unos pocos.

-¿Seguirá estrechando los vínculos con Venezuela e Irán?

-Y con todas las naciones que nos respetan.

-Votaron muchos bolivianos en Argentina, miles. ¿Qué reflexión le genera ese hecho?

-¡Muy lindo! Es lindo saber que siguen estando cerca de su patria, que participan a la distancia. Me duele que hayan partido porque su Bolivia no les pudo ofrecer alternativas… ya se las ofrecerá, para eso trabajamos. Agradezco esa participación, sí, sí. Están allá, en un país generoso, pero también están aquí.


Comentarios


Entrevista con Evo Morales: "Los bolivianos votaron por profundizar las reformas"