“Entrevistas no preparadas”



Cada vez que vemos una entrevista a un funcionario, éste enumera las acciones que ya están en marcha y después reconoce que existe aún tal o cual problema y que lo van a resolver. Cada vez que le toca a un opositor, señala lo que no se ha logrado y afirma que se postula para resolver tal y cual problema. Todos o casi todos nosotros sabemos cuáles son los problemas que deben resolverse y no nos armamos de paciencia aguantando la entrevista para que nos repitan la lista de problemas, lo hacemos esperando escuchar fundamentalmente cómo, con qué, con quiénes, cuándo y en cuánto tiempo estimado los resolverán o intentarán resolverlos.

Lamentablemente no tenemos entrevistadores que hagan tales preguntas, y eso me hace sospechar que el entrevistado pactó qué preguntas quiere que le hagan, o que el entrevistador no lo hace porque sabe que no sabrán responderle, o el medio en el que trabaja no se lo permite o no reúne las cualidades para hacer una entrevista pensando qué le interesa a la gente que la observa, etc. Puede que el entrevistado ante esas preguntas diga: “¡No voy a decirlo para que no se avive el que está en funciones!”, a lo que el entrevistador puede responder: “Entonces, ¿a usted le preocupa más que lo elijan para el cargo o que el problema se solucione lo más rápido posible? ¡Además los votantes sabrán que la idea fue suya y no dudarán en votarlo a usted!”. Con esto quienes presenciemos la entrevista nos formaremos una idea más acertada de las cualidades del entrevistado, que deberían ser el motivo principal de estos programas políticos de los medios de difusión.

Una pregunta más: ¿seguiremos esperando que se hagan preguntas que nos interesan realmente o seguiremos escuchando y viendo a improvisados que se anotan sin tener la menor idea de las respuestas a aquellas preguntas?

Luis Enrique Anzorena

DNI 8.149.182

“¿Seguiremos esperando que se hagan preguntas que nos interesan realmente o seguiremos escuchando y viendo a improvisados?”.

Luis Enrique Anzorena

DNI 8.149.182

Datos

“¿Seguiremos esperando que se hagan preguntas que nos interesan realmente o seguiremos escuchando y viendo a improvisados?”.

Comentarios


“Entrevistas no preparadas”