Ya lleva cinco días desaparecido el policía que trabaja en Bariloche

La familia del joven de 29 años pide información sobre la investigación. Hasta el momento la búsqueda se concentra en la costa del lago Nahuel Huapi.





No hay rastros del oficial de la Policía de Río Negro, Lucas David Muñoz, desde el jueves pasado. Sus familiares, oriundos de la localidad de Ramos Mexía, se enteraron de la desaparición del joven a través de las redes sociales.

Ante la falta de información por parte de las autoridades, decidieron viajar a Bariloche, con la ayuda del intendente de Sierra Grande, ya que no conseguían pasajes.

“Estamos destrozados y estamos como cuando llegamos. Ni siquiera hemos podido tomar contacto con el juez Bernardo Campana porque nos dijeron que estaba con otro temas. Se supone que hoy a primera hora, tendrían novedades respecto a los movimientos bancarios, porque Lucas tenía su billetera cuando desapareció, y a los llamados desde su teléfono celular pero no sabemos nada”, dijo por la mañana desconsolado Benjamín Muñoz, el padre de Lucas.

Por la tarde desde el Poder Judicial se informó que el juez Campana había recibido a los padres ya una hermana de Muñoz, Paola, a quienes hizo “saber todas y cada una de las medidas que se han tomado”.

El joven de 29 años trabajó por primera vez en Bariloche durante la temporada invernal del 2015. Ocho meses atrás regresó a esta ciudad cuando lo asignaron a la Comisaría 42 en el barrio 2 de Abril. Y desde entonces, vive en un hotel en Moreno y Frey.

Secuencia

Según la reconstrucción que pudo hacer la Regional Tercera, Lucas debía ingresar a la unidad policial a las 13 el jueves pero nunca llegó a destino. Una cámara de seguridad del centro lo muestra con uniforme y celular, aguardando el colectivo.

Minutos después, dos compañeros lo cruzaron en la ruta 40 Sur, a unos 600 metros de la Comisaría 42. Se saludaron normalmente y cada uno siguió su camino. Unos metros más adelante, uno de sus compañeros se dio vuelta y vio que Lucas conversaba con el conductor de un Chevrolet Corsa gris que estaba detenido a un costado de la ruta. Nadie más lo vio.

“Sabemos que su celular estuvo prendido hasta las 18 porque como nunca llegó a su trabajo, sus compañeros comenzaron a llamarlo. Según nos contaron, llamaba pero no contestaba nadie. No entendemos por qué la investigación no se centra en el auto. Lucas venía a su trabajo. Creemos que se lo llevaron a la fuerza”, agregó Paola Muñoz.

Los padres del policía insistieron en la filmación de una cámara de seguridad privada en una casa ubicada sobre la calle Chapel, a muy pocos metros de la ruta 40, que permitiría identificar el vehículo que se detuvo frente a Lucas, el día de su desaparición. Sin embargo, cuestionaron que “hasta el momento, no hubo ningún pedido del registro por parte de la Comisaría Segunda que lleva a cabo la investigación”.

Servicio

Cronología

Cinco días sin noticias

Jueves 14: al mediodía sus compañeros de la Comisaría 42ª lo vieron por última vez. Cuando no llegó al trabajo, otros compañeros comenzaron a llamarlo por celular. Nadie atendía. A las 18, el teléfono estaba apagado.

Viernes 15: un grupo de policías llevó a cabo rastrillajes en la costa del lago Nahuel Huapi, en inmediaciones de Moreno y Frey donde lo registraron las cámaras y en un descampado frente al barrio 2 de Abril donde encontraron el cuerpo de la joven Micaela Bravo en el mes de abril.

Sábado 16: a las 5 de la mañana sus padres y su hermana llegan a Bariloche.

Lunes 18: se retomaron los rastrillajes.

Datos

8 meses
hace que el policía de Ramos Mexía fue asignado a la Comisaría 42ª del barrio 2 de Abril de Bariloche.

Temas

Río Negro

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Ya lleva cinco días desaparecido el policía que trabaja en Bariloche