Escapada de invierno a Las Ovejas

El Norte neuquino teñido del blanco más puro regala postales en un paseo con mucho disfrute.



Cerro Pirámide.

Llegar a la laguna Epu Lauquen significa toparse con un cerro de más de 2500 metros, pintado con nieve. No es novedad decir que la zona cordillerana se destaca por sus variados paisajes según la estación del año. Como así también sus formas, colores, texturas y sombras que le dan el toque especial. Si vas en estos días, vas a necesitar un calzado abrigado para caminar sobre la nieve y llegar a ver de cerca los picos de este cerro. Una imagen que resalta sobre el cielo celeste casi sin nubes. Este gran muro rodea parte de la laguna, al oeste de Las Ovejas, en dirección a Chile.

Mirador Puntilla.

Este lugar ofrece estrellas por doquier, mirar hacia arriba es como estar en una película. Una galaxia se posó sobre nosotros y nos olvidamos que hacía frío. Por momentos, el escenario te hace sentir miedo, ese que produce la profunda oscuridad del camino. Pero después entendés que la Luna y las estrellas son las luces del pueblo, son los focos en la ciudad. La foto deja ver una lluvia estelar que sólo se puede capturar con una cámara, durante 15 minutos aproximadamente. Pero también se ven las estrellas fugaces que nacen desde los espacios vacíos del cielo.

Héctor y sus amigos.

Los protagonistas de los caminos, sin duda, son las personas que son parte de la esencia del paisaje que reflejan sus formas de vida e historias de la zona. Desde Las Ovejas, por Ruta 45, hacia el oeste se encuentran las lagunas de Epu Lauquen. En el camino de tierra, costeando el río Nahueve, te cruzás con pobladores que viven allí, en el campo. Con su fieles compañeros de trabajo, los perros y el caballo como movilidad necesaria. A Héctor Cofré lo cruzamos camino a las lagunas, montando su caballo, sobre la 45, en compañía de cuatro perros. Después de unos metros, Héctor se desvió, cruzó el río junto a sus compañeros para regresar a su puesto.

Avistaje.

Más adelante, muy a los lejos se veía, se divisaba, una ‘casita’. Lugar donde podes hacer avistaje de 149 especies de aves. Con la cámara y sus lentes, el fotógrafo acercó la imagen. ¿Cuál de los dos lugares es mejor para ver la inmensidad neuquina? Creo que cualquiera de las dos perspectivas nos permiten apreciar las tonalidades invernales que florecen en esta época del año. La laguna es un Área Protegida que se encuentra a 38 kilómetros de Las Ovejas, en el departamento de las Minas, al noroeste de Neuquén. Su transparencia azulada se destaca entre las piedras y de la plantación de pinos que forman parte del desarrollo forestal a cargo del vivero provincial que allí funciona.

Pura nieve.

Uno de los detalles que más te van sorprenden es la blancura de los picos cordilleranos que se pierden con el nublado fondo, una perfección que regala el lugar. Para recorrer la zona cordillerana en invierno tenés que viajar en un vehículo que soporte el camino de tierra o el barro, con algunos pozos, el hielo y rocas que caen desde los cerros. Es importante conducir con precaución y la Ruta Provincial 45 que desemboca en las lagunas.

Ruta 43.

Unos kilómetros antes nos cruzamos con “El Negrete” una formación natural que se encuentra sobre la 43, entre Andacollo y Las Ovejas. En el camino, también hay pequeños homenajes para la “Difunta Correa” o para “Ceferino Namuncura”


Comentarios


Escapada de invierno a Las Ovejas