«The Boys» y un regreso más irreverente, paródico… y justiciero que nunca

La serie de acción y comedia negra regresó al streaming con el estreno de los tres primeros episodios de su tercera temporada, que continuarán con el lanzamiento de otros cinco de manera semanal cada viernes por Amazon Prime Video.





La tercera temporada de la serie de acción y comedia negra «The Boys», que con una propuesta subversiva y paródica le da una potente vuelta de tuerca al muy explorado género de superhéroes, se estrenó ayer en la plataforma de streaming Amazon Prime Video con más sangre y crítica social inspirada en lo que «el mundo escupe como si fuera una manguera de bomberos de manera diaria».

«Hay mucho para escribir, sobre masculinidad tóxica, los desmanejos de la administración Trump frente al Covid, la pandemia, la victimización blanca y de los más poderosos ente nosotros, hasta el Black Lives Matter, la sobrevigilancia, y así, y así», comentó en diálogo con Télam el creador y showrunner de la producción, Eric Kripke, sobre los temas vinculados a la corrupción, la política y la desigualdad que atraviesan esta propuesta desde su origen.

Es que en el mundo de «The Boys», las clásicas narrativas del bien y el mal están completamente trastocadas: acá son los superhéroes los que -detrás de sus imágenes intachables y montajes publicitarios- encarnan la villanía con métodos y objetivos sumamente cuestionables, mientras que los desgarbados y desclasados que los enfrentan son los buenos de la historia y quienes buscan justicia.

Así, en ese juego de intercambio de arquetipos, la producción basada en la reconocida novela gráfica de Garth Ennis y Darick Robertson permite revisar los preconceptos arraigados en el imaginario social sobre los héroes y habla sobre las maniobras y los límites que el poder está dispuesto a cruzar para sostenerse a sí mismo y a sus privilegios, con altas dosis de violencia y cinismo que pueden ser no aptas para cualquier público.

Desde esa premisa, la serie sigue al grupo liderado por Karl Urban en el rol de Butcher e integrado por Hughie (Jack Quaid), Mother’s Milk (Laz Alonso), Frenchie (Tomer Capon) y Kimiko (Karen Fukuhara), quienes con aliados y enemigos circunstanciales y no tanto, dan la pelea para desenmascarar a la corrupta corporación Vought, que busca mantener un orden económico y político a través de la creación de humanos con capacidades mejoradas.

El jefe Butcher, escoltado por Mother´s Milk (Laz Alonso) y Hughie.

Entre ellos se encuentra el imbatible y narcisista Homelander -encarnado por un genial Antony Starr-, que llega a esta entrega cada vez más sumido en su propia psicopatía y deprimido luego de que sus ambiciones sufrieran un duro golpe al final de la segunda temporada.

Pero además, el líder de capa y visión láser también deberá enfrentarse a una nueva amenaza que llega del pasado cual parodia del Capitán América de Marvel: el poderoso Soldier Boy, un héroe hecho a la vieja usanza dispuesto a medirse con él e interpretado por el actor Jensen Ackles, quien ya había trabajado con Kripke en la popular serie «Supernatural».

Repleta de irreverencias y ácida como pocas, «The Boys» regresará al streaming tras ser nominada el año pasado por la Academia de Televisión estadounidense con el estreno de sus tres primeros episodios, que continuarán con el lanzamiento de otros cinco de manera semanal cada viernes.

Starlight, la heroína interpretada por Erin Moriarty.

De cara a su desembarco, Kripke conversó con esta agencia en dupla con Ackles sobre la propuesta de la tira y las novedades que trae para todo un colectivo de seguidores y seguidoras ávidos de ver más tripas, superpoderes y agudos comentarios sociales.

P: Jensen, volviste a unir fuerzas una vez más con Eric, esta vez para interpretar a Soldier Boy. ¿Cómo fue sumarte a la producción para esta nueva temporada? ¿Qué podemos esperar de este personaje?

Jensen Ackles: Sí, es simplemente una parte más de nuestro gran plan para tomar el control del mundo (risas). Realmente se sintió muy natural y familiar llegar a un set de Kripke y jugar con estos personajes. Ya era un gran fan de la serie, así que incorporarme y hacerlo bajo su guía me hizo sentir muy confiado en ponerme ese escudo y avanzar. Y Soldier Boy es la vieja guardia, representa a la antigua generación de superhéroes. Toda esa toxicidad que existe y ciertamente existía en las generaciones que nos precedieron desborda en este tipo, y es alguien que no pide disculpas por eso y que representa un problema para Homelander, porque hasta el momento nadie amenazó su poder desde un lugar de proeza física. Así que ahí está este otro león alfa enjaulado que va a crear un poco de drama y a ser explosivo.

P: Las entregas anteriores ya se destacaron por su humor negro y su «incorrección» política. ¿Estos nuevos capítulos van más allá todavía?

Eric Kripke: Desde la segunda temporada nuestro mundo como lo conocemos realmente solucionó todos sus problemas y no ha habido más que paz, tranquilidad y justicia, así que no había mucho para escribir (risas). No, desearía que eso fuera verdad y daría mucho para no tener material para escribir, pero desafortunadamente el mundo escupe material como si fuera una manguera de bomberos de manera diaria. Somos afortunados de trabajar en una serie que puede hablar de esas cosas, pero como es de superhéroes podemos hacerlo desde cierto ángulo, y mostrarle a la gente algo que si fuese un drama sería demasiado honesto, y acá tienen una pequeña separación de eso.

P: El año pasado «The Boys» fue nominada en los Emmy y también ganó nuevas audiencias. ¿Finalmente está ganándose su lugar en la industria del entretenimiento?

EK: Las nominaciones fueron una locura, se sintió como ser la estrella porno de los Oscar (risas). Por supuesto que la historia es loca y escandalosa, pero me parece que la gente ve lo que estamos tratando de decir, estamos en esta intersección entre el autoritarismo y la celebridad, en la que los superhéroes se elevan entre los hombres fuertes y dicen que son los únicos que nos pueden salvar. Cualquier persona que diga eso está tratando de venderte algo, y creo que las audiencias lo ven, ven la profundidad de los personajes y el talento del elenco, que trae lo mejor de sí a la serie. Así que creo que son todos esos elementos juntos los que hacen que la serie se vuelva tan atractiva.

P: ¿Cómo esperan que los públicos respondan a esta nueva entrega?

EK: Creo que la van a amar, de seguro que es más loca, pero más importante todavía es que profundiza más y revela más sobre el núcleo de cada personaje.

JA: Sí, puedo decir que Eric es muy inteligente en términos de que no está tratando de reinventar la rueda, no está tratando de superarse a sí mismo o a las temporadas anteriores, o hacerla más grande o más indignante. Es todo lo que amabas de la historia en las temporadas previas, pero va más profundo, y eso la hace más rica.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
«The Boys» y un regreso más irreverente, paródico… y justiciero que nunca