Estacionar: una misión difícil



#

Muchas complicaciones surgen a la hora de estacionar en el centro de Cipolletti.(Foto: Archivo )

Datos

Estacionar en el área céntrica de Cipolletti es cada vez más complicado. Las soluciones se demoran y la paciencia, sobre todo en algunos horarios, comienza a agotarse. Dar vueltas para conseguir un lugar no sólo impacienta a cualquiera sino que también genera riesgos para los automovilistas y peatones. Según algunos a veces se pierden hasta 40 minutos para dejar el auto en un lugar permitido.
Los vehículos en doble fila son moneda corriente y también los silbatazos de los inspectores que alertan a los conductores sobre la infracción. A esta situación se suma que frente a la falta de lugares para estacionar muchos utilizan los sectores destinados a carga y descarga. La consecuencia vuelve a ser la misma: la doble fila pero de los camiones que tienen que dejar mercadería en algún comercio.
Cerca de las instituciones educativas o recreativas, los hoteles y la zona de bancos el panorama es peor. Al tener reservas, los lugares de estacionamiento se acotan.
“Los cipoleños están mal acostumbrados a estacionar frente al lugar donde quieren ir”, argumentan muchos. Pero, de un tiempo a esta parte ni siquiera esta frase convence. Más allá de la Alem, sobre Fernández Oro, Mengelle o Brentana tampoco suele haber espacio disponible.
El intendente Aníbal Tortoriello anunció en más de una oportunidad que se está trabajando en el tema del estacionamiento medido. La última novedad fue que había firmado un convenio con Altec (la empresa estatal) para que instale el sistema operativo para controlarlo.
El concejal Miguel Aninao (ARI), que preside la comisión de Gobierno del Deliberante, pidió información sobre cuál sería el canon que recibiría el municipio por concesionar el servicio y el tema quedó trabado en ese punto. Supuestamente entre junio y julio comenzaría una etapa de prueba, algo que no parece ser factible.
Mientras, los cipoleños esperan y tratan de armarse de paciencia cada vez que necesitan llegar al centro para realizar algún trámite, dejar a sus hijos en las escuelas o recorrer los comercios.

Comentarios


Estacionar: una misión difícil