Estrena "Un almuerzo argentino", el lado grotesco de la grieta, de antes y de ahora

Este sábado podrá verse esta puesta en escena de la obra teatral de Bernardo Cappa con la dirección de Silvana Feliziani. Ambientada en los 50, dos familias se desunen por el peronismo de unos y el antiperonismo de los otros.

Es octubre de 1952, un domingo cualquiera, y una familia argentina se reúne para el almuerzo. Octubre de 1952, vaya mes y año para el país: Juan Domingo Perón transita los primeros meses de su segundo mandato presidencial con Evita recientemente fallecida y el país, ahora sí, públicamente polarizado. Agrietado. Octubre de 1952, vaya mes y año para el país. Y para los argentinos. 

Un domingo cualquiera, sí. Pero no una familia cualquiera. Esta familia en cuestión surgió de la imaginación, pero también de la reflexión y de la mirada histórica a la vez que presente del dramaturgo Bernardo Cappa (sí, el hijo de Ángel, el entrenador de fútbol).  

Esta familia, unida por la sangre, pero cada vez más desunida por una coyuntura, la de 1952, da vida a “Un almuerzo argentino”, la obra de Cappa que este sábado, a las 17, estrena en la Casa Museo del Dr. Plottier, de la ciudad de Plottier, con la dirección de Silvana Feliziani. 

Estrenada por el propio Cappa en Capital Federal, en junio de 2019, la puesta de este sábado por la tarde será la primera en el interior del país, con entrada a la gorra y bajo estricto protocolo sanitario.  

En escena, una mesa larga, un brindis, un compromiso... y una deuda. Dos hermanos. Uno rico y el otro, trabajador y endeudado. El compromiso matrimonial será la excusa de una reunión presentada en clave grotesco con bastante costumbrismo y un peronismo-antiperonismo sabiamente dosificado por Cappa. 

“Un almuerzo argentino” iba a ser estrenada en abril del año pasado en la sala de El Arrimadero, de Neuquén, pero, como todo lo que iba a suceder en 2020 a partir de la cuarentena, tal estreno nunca sucedió. Tras un breve tiempo de bajón, Feliziani retomó el trabajo vía zoom a la espera de una reapertura -que no fue inmediata, claro-, pero que finalmente sucedió.  

¿Por qué “Un almuerzo argentino”? “Me pareció una obra divertida”, explica Feliziani en un diálogo con RÍO NEGRO. "Es un texto con mucho de grotesco y costumbrismo, pero a la vez tiene varios momentos que van moviendo a la obra de modo tal que no se encasilla en ningún lugar en particular, por momentos es graciosa y luego te deja pensando”. 

Más allá del humor y el ridículo con el que muchas veces son retratados sus personajes, acaso al estilo de “Esperando la carroza”, para Feliziani “la obra emociona, golpea”. Es una obra muy actual, a pesar de que está situada escénicamente a comienzos de los años 50, cuando el peronismo, a favor y en contra, monopolizaba las mesas argentinas. Hoy, en tiempos de redes sociales, memes y contenidos viralizables tal polarización revive de manera feroz. 

Lo interesante de la obra, para Feliziani, es, entre otras tantas cosas, es cómo desde la comedia también se puede reflexionar acerca de las cuestiones que nos atraviesan como sociedad. “De pronto, uno se encuentra riendo y es inevitable preguntarse de qué me estoy riendo”. 

El estreno que no fue, el de 2020, incluía un almuerzo: tallarines con tuco. De hecho, las funciones iban a ser los domingos al mediodía. “Como en la obra se come pasta con tuco, mi idea era que el público pudiera degustar lo mismo, pero hoy eso no es posible. Esta vez, lo hacemos al aire libre y con una mesa algo más larga por la distancia social que también debe respetarse en escena, hubo algunas modificaciones con eso”, remarca la directora. 

La gente va a participar desde afuera porque es una obra fuerte, es como estar sentados realmente en nuestra mesa familiar".

Silvana Feliziani.

Respecto de la puesta en escena a cielo abierto, Feliziani cuenta que será la primera vez que haga teatro al aire libre. “Estoy fascinada con lo que estoy viendo”, afirma. “La escenografía natural que nos ofrece esta casona, sin la acústica de una sala y el hecho de tener que jugar con lo que esté sucediendo alrededor, los sonidos del ambiente, que se cruce un perro, el clima, pueden pasar un montón de cosas (risas)”. 

Más allá de la cuestión política evidente, Feliziani apuesta al humor de la obra y la lucidez de Cappa para trabajar el tema en el marco de una comedia. “La gente se va a divertir”, afirma, sí, pero,” no sé por qué también creo que algo va a pasar allí, la gente va a participar desde afuera porque es una obra fuerte, es como estar sentados realmente en nuestra mesa familiar. Van a sucederse varias emociones, emociones encontradas por cierto”. 


Ficha técnica

Dramaturgia: Bernardo Cappa. 

Dirección: Silvana Feliziani.  

Elenco: Marcelo Brunialtti, Elida Nahuelcheo, Jorge Sznek, Ana Castro, Claudia Re, María del Rosario Trebino, Graciela Pareja, Leticia Pérez, Martin Pedersen, Darío Abreu, Analía Rubesa, Adrián Sánchez.  

Escenografía e iluminación: Barbara Treves. 

Vestuario: Matías Spinelli. 

Fotografía: Agostina Chiappetta. 

Asistencia de dirección: Barbara Trevez y Mauricio  Villar. 

Estreno: este sábado, a las 17:30. 

Próxima función: sábado 10 de abril, a las 17:30. 

Lugar: Museo Casa del Dr. Plottier, de Plottier.  

Entrada a la gorra. 


SUSCRIBITE A TODOS TENEMOS UN PLAN
Todos los viernes lo que tenés que saber para el fin de semana.

Comentarios


Estrena «Un almuerzo argentino», el lado grotesco de la grieta, de antes y de ahora