Exhumaron restos de un bebé muerto hace 20 años

El procedimiento se realizó ayer en el cementerio de Cipolletti, a partir de la denuncia de una mujer. Aparentemente se trata de establecer si al momento de nacer



CIPOLLETTI (AC).- Sucedió hace casi 20 años. Una mujer cipoleña dio a luz a un niño, lo vio, la criatura falleció a los dos días, y ahora, no se sabe con qué argumentos concretos, presentó una denuncia ante el juzgado Penal 21 de la doctora María del Carmen García García planteando la sospecha de que el bebé muerto no sería el suyo.

Esta suposición desató ayer desde las 8.30 un importante operativo en el cementerio, con la exhumación de los restos del chiquito -Gustavo sería su nombre- en el que intervino la propia magistrada.

La doctora García García recibió más tarde a la prensa pero dio acotadas precisiones.

Sólo reconoció la existencia de la denuncia y dijo que había dispuesto el retiro de los restos para que se realicen los análisis de ADN y otros relacionados con la certificación de identidad.

Sin embargo, pudo saberse que la denunciante es una mujer de unos 40 años, de condición humilde, que se internó en un centro privado de la ciudad con trabajo de parto y que, por cesárea, dio a luz entre el 27 y 28 de mayo de 1984 a un niño.

En poder de la magistrada obran las constancias de nacimiento y de defunción.

De acuerdo con los datos extraoficiales que pudieron averiguarse ayer, la mujer vio a su hijito tras la cesárea, pero hubo complicaciones y el 30 de junio, dos o tres días después del nacimiento, el niño falleció, siempre de acuerdo con las constancias.

No se sabe si la madre alimentó desde el vamos la hipótesis de que pudo haber habido un cambio de criaturas en el centro de salud y que el niño muerto no era el suyo.

Sí trascendió que no habría habido velatorio y que ni ella ni su marido tuvieron acceso al chiquito tras el deceso, procediéndose luego a la inhumación.

Ahora, a 20 años vista, la señora denunció en el Penal 21 que tiene sospechas de que pudo haber habido un cambio de criaturas y que su hijo, que tendría obviamente alrededor de 20 años, se halla con vida en algún lugar que desconoce.

 

 

Los restos exhumados ayer estaban sepultados en tierra, en el ala sur del cementerio. A las 8 llegó una dotación de bomberos y ya el personal municipal tení semiabierta la tumba.

Sobre las 9.30 arribó la doctora García García junto con uno de los secretarios del juzgado, Gustavo Herrera. Después lo hizo el médico forense Claudio Schoua, la bioquímica policial Natalia Nazzarini, el encargado de Criminalística Wálter Muñoz y otros idóneos.

El trámite en el cementerio se prolongó hasta aproximadamente las 11. Por órdenes de la jueza los contados periodistas presentes debieron alejarse más de 100 metros del lugar. Con barbijos y guantes se extrajeron los restos, hubo filmación y tomas gráficas de todo el operativo, se colocaron en una bolsa de plástico negro -una "bolsa de evidencias"- se labró un acta que se firmó en el mismo sitio y con ello se dio por terminada la primera parte de lo que aparece como una compleja investigación.

No se notó en el lugar la presencia de ningún familiar ni amigo de la mujer denunciante.

Ya en su despacho, pasadas las 11.30, García García confirmó que había dispuesto la exhumación en mérito de la denuncia de una señora que presume que el niño muerto en 1984 no es el suyo.

Sin embargo, la magistrada no quiso adelantar nada más sobre la denuncia ni la denunciante. Cauta, informó que se harán las pruebas de ADN y otras complementarias, y que inclusive solicitará pericias a un departamento específico en Buenos Aires para dilucidar este atípico caso.


Comentarios


Exhumaron restos de un bebé muerto hace 20 años