Exigen el traslado urgente de la planta de Ferrosur en Allen

ALLEN (AA).- El reclamo de vecinos de Allen para que traslade la playa de acopio y descarga de yeso que funciona en el predio del ferrocarril vuelve a tomar vigencia.

Desde distintos barrios insistieron en exigir que se cumpla el acuerdo firmado meses atrás entre el municipio y Ferrosur Roca, para despejar cualquier posibilidad de contaminación.

El conflicto tendría su punto cúlmine en marzo, cuando se realice un encuentro entre el intendente Graciano Bracalente y autoridades de la firma radicada en Olavarría. "Tenemos la intención de exigir la pronta reubicación y rever el convenio, para terminar con esta terrible problemática", remarcó el jefe comunal.

En tanto, en los últimos días concejales de la ciudad mantuvieron reuniones con pobladores de Guerrico para analizar los posibles efectos que tendría el emplazamiento de la nueva terminal en ese sector. "Si bien creemos que se trata de una actividad que genera varios recursos a la ciudad, tenemos que priorizar los daños que produce a la salud", señaló José Luis Ulloa, presidente del Deliberante.

En este contexto, vecinos se plegaron a la solicitud -como lo hacen desde el 2002- exigiendo nuevamente acciones concretas. "Estamos cansados de este problema y de esperar soluciones. Cuando hay viento no podemos salir de nuestras casas. A pesar de que echan agua para disminuir todo, nada resulta", señaló preocupada Dora Machi, vecina de barrio Norte.

A la afectación ambiental se suman los ruidos molestos que generan los trabajos realizados durante primera hora de la mañana, los puentes colapsados, además de la desvalorización inmobiliaria en el sector norte, situación que agudiza la preocupación de los residentes. También, se registran movimientos de suelos y roturas de calles, lo que debe ser subsanado por el municipio, a pesar de que no ingresa a las arcas comunales ningún concepto por éste mineral.

El problema se extiende desde la radicación de la firma en esta ciudad. Fueron varias las intervenciones del Consejo de Ecología y Medio Ambiente de la provincia y de la Defensoría del Pueblo, sin conseguir avances para la relocalización de la playa de maniobras.

A pesar de todos estos antecedentes, configura una singular postal ver cada tarde a máquinas viales trasladando el mineral a cielo abierto, reavivando la inquietud acerca de si esta situación trae aparejados efectos nocivos para la salud.


Comentarios


Exigen el traslado urgente de la planta de Ferrosur en Allen