Extinción de araucarias



¡Neuquén, querido Neuquén!

¿Qué te hicimos? ¡En nombre del progreso, en nombre del turismo y de la supervivencia te hemos destruido!

Devastamos tus tierras, regalamos tus riquezas, encerramos tus ríos, talamos tus bosques, contaminamos lagos, ríos y lagunas y terminamos con tus araucarias, únicas en el mundo. ¡Todo sucedió tan rápido!

Hoy es una pesadilla que no nos permite despertar y seguimos disfrutando de lo poco que te queda, como en un sueño de anestesia.

Me pregunto por qué. ¿Cuándo empezó todo esto? Soy una persona mayor, amo esta tierra, y sé que mis padres y mis antepasados la amaron y la respetaron. ¡No puedo entender por qué llegamos a esto!

Pienso en Mendoza, donde sus habitantes hicieron todo lo contrario que nosotros, amando su tierra y creando un vergel.

La rescataron de la aridez del desierto, mientras nosotros que solo debíamos cuidar lo que teníamos hicimos del Paraíso un purgatorio.

Hermanos neuquinos: recordemos a los que ya no están que nos dejaron una provincia rica, próspera, muy bella, libre de contaminación. No permitamos que la industria, la tecnología y las ambiciones nos hagan olvidar el amor que sentimos por esta hermosa provincia. ¡Y que no le dejamos “nada” a las generaciones venideras!

Elisa Betty López

DNI 4.163.723

Zapala


Comentarios


Extinción de araucarias