Familia Tanuz, pioneros en Añelo antes del “boom” de Vaca Muerta



Neuquén

Cuando partí a entrevistar a las hijas de don Tanuz, pensaba que la familia jamás se imaginó que se asentarían sobre un estrato geológico de tanta envergadura que hoy define la matriz energética de nuestro país a través de Vaca Muerta. Añelo, localidad que es cabecera del departamento del mismo nombre, ubicada en la margen izquierda del río Neuquén, fue fundada el 20 de octubre de 1915, por un decreto del Poder Ejecutivo nacional.

El historiador Carlos Agustín Ríos considera con don Alberto Vuletin que la palabra Añelo proviene de “Añeln”, amenaza, amargo, y “loo”, médano: médano de la amenaza. Para Félix San Martín significa “El paraje o lugar del muerto”. El Dr. Gregorio Álvarez considera que su significado puede ser “Ciénaga extensa o dilatada”, y él mismo considera que a criterio de muchos historiadores el primer bastión de civilización antes de la creación de Añelo fue el Fortín Tratayén como destacamento en la línea de Fortines.

El 11 de septiembre de 1973 por decreto firmado por el gobernador Felipe Sapag y refrendada por el ministro Roberto Natali, se creó la comisión de fomento de esta localidad de Añelo. Hace unos años, esta localidad cobró gran reconocimiento dado que en ella se encuentra la formación geológica de Vaca Muerta, zona donde se está extrayendo el hidrocarburo conocido como shale (petróleo de esquisto -pizarra, marga, piedra caliza-) o shale oil y gas de lutita (o shale gas).

Esta formación se encuentra situada en la Cuenca Neuquina​, que incluye las provincias de Neuquén, Río Negro, La Pampa y Mendoza. Entre 1919 y 1926, el geólogo y paleontólogo Charles Edwin Weaver fue contratado por Standard Oil de California (empresa que luego sería Chevron) para hacer ciertas tareas de exploración de yacimientos petroleros a lo largo de Latinoamérica. Junto con el Dr. Pablo Groeber coincidieron en que esta formación en Neuquén era sumamente importante y haciendo el estudio geológico en donde se encontraba descubrieron todos esos fósiles que se hallaban en las sedimentitas, restos que datan de la edad jurásica.

La familia Tanuz se inició con don Elías, un hombre nacido en Damasco, Siria, a fines del siglo XIX. A los 14 años viajó como polizón y, con sus tíos José y Elena, llegaron a Chile. Posteriormente Elías se dirigió a Zapala y allí se relacionó con don Canaan Sapag y doña Nazira, con quienes viviría un tiempo. En esa ciudad conoció a Adela Fuentes, proveniente de Catan Lil, dado que trabajaba en la casa de los Sapag. Se casó con ella y tuvieron once hijos: Carmen, Elena, Ángela (Chelita), Segundo Elías, Julio Alberto, Orlando, Juan Alberto, Jorge, Berta Isabel, María Olga y Yolanda del Carmen.

En Zapala, Elías había ingresado a trabajar en el ferrocarril (luego lo haría en Challacó), pero decía que no servía para peón; entonces se hizo mercachifle. Dedicado a esta nueva labor, él y su familia se asentaron en Barda del Medio, conocieron a don Amado Jacobo. Se trasladaban a vender a Los Chihuidos con los animales cargados de alforjas. Al tiempo se asentaron en Añelo, donde abrieron un almacén de ramos generales con anexo de pensión. Concurrieron a la Escuela Nº 105 que hoy es museo.

En 1946 falleció don Tanuz, la viuda quedó sola con sus hijos y decidieron trasladarse a vivir a Vista Alegre en 1949, donde continuaron con el comercio Los Turquitos. También hicieron el pisadero para hacer los ladrillos de barro y construyeron la casa, abrieron una pensión. Siempre doña Adela decía “acá va a haber mucha plata”, pensando en el futuro de Añelo. Uno de los hijos, Jorge Tanuz, fue intendente de esa localidad.

Una historia de familia pionera que pobló Añelo, cuyos hijos en la década del 70 trabajaron el campo y participaron de la construcción del canal de riego en aquel pequeño poblado.

Beatriz Carolina Chávez

DNI 6.251.256


Comentarios


Familia Tanuz, pioneros en Añelo antes del “boom” de Vaca Muerta