Federal B: Murúa, afuera por “mala conducta”

La novela por la salida del técnico Luis Murúa de Sol de Mayo sumó un nuevo capítulo con las voces de los protagonistas.



#

Murúa estuvo a cargo de Sol de Mayo durante seis meses.(Foto: Archivo )

“Su salida fue por mala conducta. Le faltó el respeto a dirigentes y a jugadores; y previamente hubo una charla por estas situaciones donde le aclaré que no se vuelva a repetir. Siempre permito lo que está dentro del fútbol, pero sobrepasó los límites”, expresó Adán Valdebenito, presidente de la institución de Viedma

El técnico Luis Murúa tuvo un cruce verbal con un hincha en el triunfo frente a Pacífico por la undécima fecha del Federal B. “Su conducta fue reiterativa y el último hecho colmó el vaso porque había chicos y como un desaforado se agarró con la tribuna y el jugador”, sostuvo Valdebenito.

El jugador en cuestión es Fernando Valdebenito, hijo del presidente, quien se enojó por el cambio en el segundo tiempo en el duelo frente Pacífico y desató la furia del entrenador. “Da la casualidad que es Fernando, pero con cualquier jugador los problemas se arreglan adentro y no adelante de todos, con todo tipo de insultos. Sobre todo por la imagen que quedó, que está fuera de lugar, como pelearte con el público de Sol mientras se tomaba los testículos. Muy fuera de lugar”, precisó el presidente del club.

Por eso la dirigencia, al margen de lo deportivo, tomó la decisión de dar por terminado el ciclo de Murúa y Valdebenito aclaró que “si estaba a disgusto con el club, lo mejor era dejarlo ir”.

También agregó que “siempre permito lo que está dentro del fútbol, pero sobrepasó los límites. Ahora podrá hacer lo que quiera pero fuera de Sol de Mayo. Le agradecemos por lo deportivo pero en lo otro quedó en falta”, finalizó el presidente.

Luis Murúa llegó a Sol de Mayo en marzo con la idea de lograr el ansiado ascenso al Federal A y en el medio hubo discusiones, según el técnico “como en cualquier club”.

“Yo no iba a renunciar, ya había armado la semana para trabajar. Pero llegó Adán (Valdebenito) y me dijo que esto no daba para más”.

Detalló que “cuando hablan de mi conducta es porque esconden las falencias que tienen como dirigentes. Queda mejor decir que soy un maleducado con la idea de esconder los errores”.

En la era de Luis Murúa, Sol de Mayo ganó siete encuentros, empató dos y perdió en dos ocasiones anotando 27 goles en 11 partidos. Está puntero en la zona C de la Patagonia y como local está invicto, incluidas cinco victorias consecutivas.

La relación, según Murúa no era para nada tirante con los dirigentes pero sostiene que “también me colmó que no se tomarán en serio el torneo local porque decían que no tenía jerarquía, un análisis berreta que me cansó”.

Por último agradeció a los jugadores y dijo que “se armó un equipo de trabajo con el cuerpo técnico bárbaro. Fueron generosos todos y no tengo palabras de agradecimiento para ellos. El plantel tiene todas las fichas para ascender”.

El equipo viedmense enfrentará el domingo un duelo bisagra frente a Deportivo Rincón y en el banco estará Nicolás Chirico, quien venía siendo asistente y que dirigió a Sol de Mayo hasta la llegada de Murúa en marzo de este año.


Comentarios


Federal B: Murúa, afuera por “mala conducta”