Femicidio de Cielo López: sorpresivo cambio de estrategia de la defensa

A último momento decidió no apelar la prisión preventiva de Escobar. El imputado estuvo de acuerdo. Tampoco permitió que se le realice la pericia psiquiátrica. Los resultados de ADN tardarán 15 días.



El personal de Criminalística recolectó muestras en la vivienda del sospechoso. Ahora esperan los resultados de los ADN. Foto: Juan Thomes

El personal de Criminalística recolectó muestras en la vivienda del sospechoso. Ahora esperan los resultados de los ADN. Foto: Juan Thomes

La fiscalía obtuvo ayer un inesperado logro que le permite concentrarse en la investigación del femicidio de Laura Cielo López: la defensa decidió no apelar la prisión preventiva del único detenido, Alfredo Escobar (28). El imputado estuvo de acuerdo, según se supo.

El sorpresivo cambio de estrategia de la defensa se conoció pasado el mediodía de ayer, y los motivos no fueron dados a conocer. La audiencia de revisión de la prisión preventiva estaba fijada para hoy a las 8:30 y quedó suspendida.

El miércoles, la defensora oficial Natalia Pelosso había solicitado la libertad del acusado del femicidio ocurrido en Plottier con un firme alegato en el que cuestionó la calidad de las pruebas reunidas por la fiscalía.

Apenas la jueza de Garantías Ana Malvido confirmó los seis meses de prisión preventiva pedidos por el fiscal Agustín García y el querellante Marcelo Hertzriken Velasco, la abogada anunció que pediría la revisión.

El giro que adoptó ayer, y que fue de común acuerdo con Escobar, no forma presunción en contra del imputado dentro del legajo ni debe ser leído como admisión de nada. Habrá que ver si causa daño a la imagen del detenido ante la opinión pública.

No a la pericia psiquiátrica

También se supo que Escobar se negó a que le realicen un examen psiquiátrico y uno psicológico.

Estaba dentro de lo esperado, porque Pelosso se opuso a que le practiquen esa pericia, y tampoco se puede tomar como indicio en contra del imputado. Pero la opinión pública puede pensar distinto.

“Río Negro” pidió ayer una entrevista con la defensora a través de su oficina de prensa, y la prometieron para la semana próxima.

A la espera del ADN

La inactividad de la defensa oficial juega a favor de la fiscalía, que por diez o quince días al menos no tendrá muchos elementos para sumar a la causa y exhibir como avances. Se calcula que recién después de ese plazo llegarán los resultados de pericias claves.

Se trata de los exámenes de ADN sobre rastros de sangre hallados en la vivienda del imputado, en la calle Estrada 70, y sobre el semen recuperado del cuerpo de la víctima.

El equipo de fiscales encabezado por Agustín García asegura que la sangre pertenece a Cielo y que el semen es del imputado.

Para la fiscalía no es lo mismo esperar esos quince días sorteando planteos de la defensa en audiencias de revisión y de impugnación, en las que está forzada a revelar públicamente cada prueba que consigue, que transitar el plazo trabajando en silencio.

No significa que el femicidio esté resuelto, y García lo aclara expresamente cada vez que se lo preguntan, pero es un indicio de que a la defensa por ahora le faltan argumentos de peso para cuestionar su teoría del caso.

Los celulares

Lo más sólido que reunió el equipo de investigadores son las “sábanas” de los celulares.

No tienen los aparatos telefónicos, sino el uso del paquete de datos y las antenas de la zona donde los usaron.

A través de esa prueba técnica, complementada con algunos testigos, se pudo determinar que Cielo salió de clases del CPEM 8 de Plottier el jueves 12 alrededor de las 22:40, unos 20 minutos antes de lo habitual.

Se fue a su casa, en el barrio Los Aromos, donde se reunió con un amigo. Estuvo con él hasta las 3 de la mañana, conversando.

La reunión con Escobar

A partir de las 3:10 se quedó sola y empezó a recibir llamados de Escobar, a quien conocía previamente. Figura entre sus contactos de Facebook.

El hombre, ahora detenido, registró en su perfil en esa red social que estudió en el mismo CPEM. Este dato no fue confirmado aún por este diario.

La fiscalía afirma que a las 3:40, Escobar pasó a buscar a Cielo por su casa de Los Aromos. Juntos fueron hasta la vivienda del imputado, en Estrada 70. Allí, a las 5:50 del viernes 13, la violó y la mató.

La teoría del fiscal es que Escobar ocultó el cuerpo en una obra en construcción en los fondos de su casa, donde vive con sus padres.

El sábado a la noche, 41 horas después, lo seccionó y llevó los restos a la zona de Los Espigones, junto al río Limay en China Muerta. Allí los arrojó y allí los encontraron al otro día dos pescadores.

Según la fiscalía, no hay indicios de que haya tenido cómplices.

La detención

Escobar fue detenido el martes pasado cuando circulaba en un utilitario con su padre. “Iba a pagar una multa, no estaba escapando”, dijo la defensora. La fiscalía no hizo mención al tema en la formulación de cargos.

Fuentes de la investigación dijeron que la policía lo estaba siguiendo y lo detuvo a punto de cruzar el puente hacia Cipolletti. En la vecina ciudad tiene familiares.

Casi a la misma hora de la detención comenzó el allanamiento de la vivienda, en Plottier.

“Los padres no son sospechosos”, dijo la fuente. “Por ahora no hay nada en su contra”, agregó.

Un dirigente político con vasta trayectoria en Plottier dijo a este diario que el padre del imputado es un mecánico de motos conocido en la ciudad. “Muy trabajador. Al hijo no lo conozco, pero él es un buen hombre”, lo describió.


Comentarios


Femicidio de Cielo López: sorpresivo cambio de estrategia de la defensa