Filtros para la meca petrolera

Una pequeña fábrica de Quilmes abastece a Aramco, la productora de crudo más grande del planeta. El secreto está en ofrecer “trajes a medida”: productos creados especialmente para la compañía estatal de Arabia Saudita.




juan pablo grigioni

mundopyme@rionegro.com.ar

Si bien durante los últimos años las pymes argentinas registraron numerosos casos de sustitución de importaciones e incluso aumentaron su participación en las exportaciones industriales del país, no es muy habitual que vendan productos a la empresa petrolera más grande del mundo. El particular caso se dio entre Gora, una empresa especialista en sistemas de filtrado con sede en Quilmes, y Aramco, el gigante estatal petrolero de Arabia Saudita.

Hace dos años, Dow Chemical se encontraba haciendo para Aramco un gigantesco complejo petroquímico en pleno desierto saudí. En el vendor list (listado de proveedores) para filtros había solos seis empresas en todo el mundo y una de ellas era Gora. “No sabemos muy bien cómo llegamos a estar en ese listado, pero siempre tuvimos muy buena relación con Dow Argentina y Dow Brasil, para quienes aportamos soluciones en cuestiones de filtrado”, comentó Nicolás Marqués, gerente de Producto de Gora.

Lo cierto es que a partir de ese momento las empresas de ingeniería más importantes del mundo empezaron a pedir cotización hasta que llegó un pedido de Foster Wheeler para unos filtros muy particulares. “Nadie en el mundo los quiso hacer y nosotros, por supuesto, nos ofrecimos. Fue un envío muy importante, de 14 contenedores. Quedaron satisfechos con la calidad, porque a pesar de que los repuestos son estándar y los podrían comprar en cualquier parte del mundo, nos siguen encargando a nosotros”, explicó.

Gora nació en 1958 como una tornería que hacía trabajos de mantenimiento para Dupont, cuya planta se encontraba también en el parque industrial de Quilmes. “Un día nos preguntaron si nos animábamos a hacer un filtro y a partir de allí nos dedicamos exclusivamente a eso. Diez años después comenzamos con las ventas a la industria petrolera, que hoy representan el 70 por ciento de nuestra facturación”, comentó Marqués.

“Nos dedicamos a las soluciones de filtrado para cualquier tipo de empresa. Lo hacemos con la cervecería Quilmes y hasta con los yogures de La Serenísima. En el rubro oil & gas filtramos todos los fluidos: agua de inyección, crudo en boca de pozo y todos los productos de refinería; del upstream al downstream estamos en casi todos los procesos”, indicó.

Cada pedido necesita de un sistema especial. En una planta de tratamiento el gas debe entrar sin sólidos ni líquidos, en una refinería la nafta debe contener menos de 50 partes por millón de azufre.

“Hablamos de un sistema, porque es difícil que, por ejemplo, se tome agua para inyectar en un pozo desde el río Neuquén y lo soluciones con un solo filtro”, explicó.

En números

Datos

70%
de la facturación de la empresa proviene del sector petrolero. Sin embargo la firma surgió de la petroquímica.
14
fueron los contenedores que la empresa envió a Arabia Saudita para una refinería.
2 billones
de dólares es el valor de mercado de Aramco, la petrolera estatal saudí que se abrirá al mercado privado.

Comentarios


Filtros para la meca petrolera