Flojo desempeño de los candidatos a fiscal en Chos Malal

Les pusieron una baja nota en los exámenes escrito y oral. El concurso es para cubrir el cargo del fiscal que echaron por su mal desempeño en el doble femicidio de Las Ovejas.





El examen oral cerró la segunda etapa del concurso. Sólo queda la entrevista personal. Foto: Florencia Salto.

El examen oral cerró la segunda etapa del concurso. Sólo queda la entrevista personal. Foto: Florencia Salto.

Los candidatos a fiscal del caso de Chos Malal rindieron pobres exámenes escrito y oral, y cuando resta una sola etapa del concurso ya se sabe que ninguno superará los 50 puntos sobre 100 posibles.

A esta altura su desempeño es más flojo que el de los participantes en el concurso para elegir un defensor del Niño de Cutral Co, que fue declarado desierto el mes pasado.

El examen oral, que ocupó la mañana de este martes, fue presenciado por cuatro integrantes del Consejo de la Magistratura: Monserrat Morillo, Marcelo Inaudi, Gustavo Mazieres y Sergio Gallia. Ninguno adelantó qué futuro le espera al concurso.

Por ahora está primero en orden de mérito Pablo Milanese con 29,23 puntos (6,23 por antecedentes, 10 en el escrito, 13 en el oral); y le siguen Rubén Casas con 28,62 (3,62+12+13); Noelia Pino con 25,41 (5,41+5+15) y Hernán Scordo con 20,29 (6,29+5+9).

Sólo quedan 20 puntos en juego, los de la entrevista personal.

Preguntas técnicas, ejemplos prácticos

Los jurados que tomaron examen, Sergio Irigoin y Maximiliano Breide Obeid, marcaron su propio ritmo: no aplicaron un cuestionario común, hicieron muchas preguntas en base al tema elegido por los participantes para exponer, y tuvieron que recurrir a ejemplos prácticos para obtener respuestas que no lograban cuando se elevaban a categorías conceptuales.

Fue, en rigor, un examen técnico, basado en la actuación de los fiscales en audiencias y en la aplicación del Código Procesal Penal.

Por ejemplo Milanese, actual funcionario del Ministerio Público y quien tuvo intervención en la causa del doble femicidio de Las Ovejas y fue testigo en el jurado de enjuiciamiento contra el anterior fiscal, expuso sobre la pertinencia de la prueba y su discusión en el ámbito de la audiencia de control de acusación.

A criterio de los jurados, demostró “conocimientos técnicos” y a pesar de “cierto nerviosismo” que “atentó contra la fluidez de su relato”, respondió “con conocimiento en relación a la facultad recursiva del Ministerio Público Fiscal” y también sobre fortalezas y debilidades del juicio por jurados.

Casas, un exoficial principal que compite en paralelo para ser fiscal en Cutral Co, eligió como tema “la audiencia de formulación de cargos”. También respondió preguntas sobre la prisión preventiva, la domiciliaria, sus plazos de duración (debió consultarla en el Código) y la legítima defensa. Según los jurados, lo hizo “de manera ordenada y adecuadamente”.

Un caso interesante fue el de Noelia Pino, exfuncionaria municipal: fue la única que citó específicamente el doble femicidio de Las Ovejas, el más grave ocurrido en la zona norte. El cargo que se concursa está vacante porque destituyeron, mediante un jurado de enjuiciamiento, al fiscal anterior debido a su actuación en los hechos previos a los crímenes de Carina y Valentina Apablaza.

Además aclaró varias veces, como introducción a sus respuestas: “no puedo dejar de ubicarme en el lugar para el que estoy concursando”.

El jurado evaluó que desarrolló su tema (Extinción de la acción penal. Criterios de oportunidad) “de manera solvente”. Ante las preguntas sobre salidas alternativas a casos de violencia de género y delitos contra la integridad sexual “surgen contradicciones entre la afectación del bien jurídico como límite y su postura ante el caso concreto de delitos contra la integridad sexual, sin perjuicio de ello fundamenta su postura”.

Juicio por jurados

También fue singular el caso del concursante Scordo, quien hizo una larga exposición sobre juicio por jurados. Hasta ahora en Chos Malal no se hizo ninguno, y en caso de que se haga, intervendrá un fiscal jefe y no un fiscal del caso que es el cargo que se concursa.

De todos modos, ya que el concursante se concentró en la audiencia de selección de jurados, hubiera sido interesante pedirle una opinión sobre cómo realizar esa instancia en una comunidad pequeña.

En su devolución, el jurado remarcó en su devolución que “desconoce el fallo Canale de la Corte Suprema”, que es sobre un caso neuquino, y que utilizó ebn su exposición “un lenguaje coloquial”.

El próximo paso lo tendrá que dar el Consejo de la Magistratura, y definir si convoca a las entrevistas personales y en qué fecha.

Sólo quedan 20 puntos en juego por lo que ninguno de los participantes pasará los 50. Si bien hay antecedentes de concursos donde se declaró un ganador con bajo puntaje, este Consejo ya puso alta la vara de la excelencia.


Comentarios


Flojo desempeño de los candidatos a fiscal en Chos Malal