Fuerte rechazo a un desarrollo inmobiliario en barrio Las Balsas en La Angostura

Vecinos piden al gobierno municipal frenar el avance del emprendimiento privado que fue aprobado en 2012, con una polémica ordenanza. El proyecto prevé construir 42 departamentos en ese sector. Hay preocupación por el impacto ambiental que podría causar la obra.





El avance de un proyecto inmobiliario, en el corazón del barrio Las Balsas, movilizó a vecinos de que rechazan la obra por el impacto ambiental que podría provocar en ese sector de Villa La Angostura.

Por eso, fueron a golpear las puertas del Concejo Deliberante y el despacho del intendente Fabio Stefani para que intervengan y frenen el desarrollo inmobiliario. Denuncian que el proyecto fue aprobado según los parámetros de la ordenanza 2659 Código de Planeamiento Ambiental Urbano, que fue sancionada tras la erupción del complejo volcánico Cordón Caulle.

Fue una normativa especial que surgió en el gobierno del exintendente Roberto Cacault, para promover proyectos de obras y fuentes laborales, para salir de la crisis social y económica. Era una ordenanza para ese momento histórico. Pero estuvo vigente varios años y después se le hicieron algunas cambios.

El proyecto cuestionado se amparó en esa norma. Contempla la construcción de “4 módulos separados, cada uno con 10 departamentos. Habrá unidades de 1, 2 y 3 ambientes; 1 y 2 dormitorios con amplio balcón terraza. Departamentos de 45, 55 y 80 metros cuadrados con baulera individual”, informó un grupo de vecinos a los concejales.

El que tiene que intervenir es el Ejecutivo. Es una obra aprobada en 2012 y el Deliberante no tiene injerencia”,

David Tressens, presidente del Concejo.

También prevé un “SUM con espacios tipo living, pileta climatizada in/out con baños y duchas, parrillas interiores y exteriores comunes. Espacio común verde de 8.000 metros cuadrados”.

El martes, el intendente estuvo en el barrio, con vecinos que se oponen al proyecto. No fue solo. Los secretarios de Gobierno, Javier de los Ríos, y de Planeamiento, Infraestructura, Medio Ambiente, Fabián Arévalo, lo acompañaron.

Grande y agresivo

“Lo que dicen los vecinos es que el proyecto es extremadamente grande y agresivo contra el medio ambiente”, explicó ayer De los Ríos. Dijo que el desarrollo se quiere hacer en un lote ubicado la parte alta del barrio, en el cruce de las calles Osa Mayor y Cruz del Sur. “Está aprobado por una ordenanza”, recordó. “Es un proyecto gigantesco”, observó.

Describió que ya se hizo un volteo importante de árboles. “Todavía no hay movimiento de suelo, solo se hizo una limpieza del lote”, explicó.

El presidente del Concejo Deliberante, David Tressens, comunicó ayer que es el Ejecutivo municipal el que tiene que intervenir en el caso. Contó que los concejales habían estado el miércoles en el predio.

Dijo que pidieron un dictamen a la asesoría legal del Concejo para definir “cuál es el procedimiento a seguir”. “Pero es una obra aprobada en 2012 y el Concejo Deliberante no tiene injerencia”, afirmó Tressens.

El ingeniero Rodolfo Herrero, de Gestión Verde Consultores Ambientales, dijo ayer que había hecho el Estudio de Impacto Ambiental del proyecto. “El EIA fue presentado hace cuatro años en tiempo y forma en la dirección de Medio Ambiente (del Municipio)”, informó.

El dato

42 departamentos
proyecta construir el desarrollador en un lote de 8.000 metros cuadrados con pendiente, según los vecinos.

Recordó que el EIA “es un análisis del medio receptor” según los parámetros de la normativa local de entonces que calificó de “absolutamente polémica”. “Las ordenanzas no las hacemos los profesionales”, aclaró. Opinó que esa ordenanza 2659 “pretendía un uso exagerado del territorio” y no fue acompañada de la infraestructura pública.

Ayer, “Río Negro” consultó en la inmobiliaria Toribio Achaval, pero aclararon que solo se encargan de la venta. Dijeron que el desarrollador es un vecino.


Comentarios


Seguí Leyendo

Fuerte rechazo a un desarrollo inmobiliario en barrio Las Balsas en La Angostura