Gallego sabe que no tiene más crédito con la gente

“Más paciencia no se le puede pedir”, reconoció el técnico

BUENOS AIRES (Télam) - Por un rato, el conflictuado técnico de Ríver Plate, Américo Rubén Gallego, dejó de lado las declaraciones “armadas” para la prensa. El “Tolo”, con mucha sinceridad, apuntó ayer que “a la gente más paciencia no se le puede pedir” y agregó que “la verdad comienza el domingo (por mañana)”, cuando su equipo jugará ante Estudiantes en la iniciación del Clausura.

El entrenador confirmó también la presencia en el mediocampo riverplatense del juvenil Daniel “Hachita” Ludueña en la función de “enganche”, al no poder contar con Ariel Ortega, suspendido.

El jugador es hijo del cordobés Luis “Hacha” Ludueña, recordado volante central del Talleres de la década del ‘70.

“A Ludueña lo vengo siguiendo desde hace tiempo. Conozco su desempeño en las divisiones inferiores y me conformó mucho en el partido frente a Boca por el torneo de verano”, declaró ayer Gallego a la prensa, luego del entrenamiento matutino realizado en el estadio “Monumental”.

De esta manera, el técnico explicó los motivos por los cuáles se decidió por Ludueña en lugar de Andrés D’Alessandro o el barilochense Hugo Ascencio -los que no concentrarán para el partido de mañana con Estudiantes- para ocupar el lugar que dejó vacío la venta de Pablo Aimar al Valencia.

Gallego no tendrá esta vez en cuenta a D’Alesandro, a quien los dirigentes riverplatenses hicieron regresar de Inglaterra, donde cumplió una serie de pruebas con el equipo del West Ham y hasta le habrían sugerido al técnico que lo tenga en cuenta.

Con respecto al clima que podría predominar en el estadio mañana, Gallego señaló que “a la gente más paciencia no se le puede pedir, se ha desarmado todo un equipo y se debió plantear un nuevo esquema, pero la verdad comienza con el certamen”.

El “Tolo” minimizó los comentarios que se le hicieron respecto de la impaciencia de la hinchada riverplatense ante la serie de las últimas caídas ante su tradicional rival Boca Juniors.

“Nosotros no somos el Santos del ‘70 (por el equipo brasileño donde jugó Pelé, aunque ya no en esa fecha). Esos son partidos de verano y nosotros los tomanos como tal, como parte de una pretemporada y para mejorar la parte física”, afirmó el entrenador, en respuesta a preguntas sobre el disgusto de los hinchas por esos resultados.

“Tenemos plantel para ganar todo, aunque va resultar difícil porque hay varios equipos que quieren salir campeón”, agregó.

El entrenador formuló estas declaraciones en la antesala del vestuario, un lugar incómodo para la veintena de periodistas que lo rodearon, agobiados por el calor y por la superposición de micrófonos, cámaras y grabadores.

Después de la práctica matutina, que comenzó a las 9 y consistió en una serie de trotes alrededor de la cancha, ejercicios livianos y movimientos tácticos con pelota, Gallego confirmó el equipo para mañana, que formará con Costanzo, Hernán Díaz, Celso Ayala, Yepes y Sarabia; Coudet, Astrada, Zapata y Ludueña; Saviola y Cardetti.

El volante Zapata presenta un molesto problema gastrointestinal, pero Gallego consideró que “llegará bien, de cualquier manera para ese puesto tengo a Damián Alvarez”.

El “Tolo” informó que además concentrarán con el equipo para el partido de mañana Sala, Damián Alvarez, Gandolfi, Guillermo Pereyra, Cuevas, Cristian Ledesma y Cavenaghi.

Rojas llegó de refuerzo para la Copa

El defensor Ricardo Rojas, proveniente del club Benfica de Portugal, se incorporó a Ríver Plate sólo para jugar la Copa Libertadores de América.

Rojas, quien tiene 30 años, ocupará el lugar que dejó Diego Placente, vendido a Alemania tras finalizar el torneo Apertura 2000.

El lateral izquierdo llegó desde Benfica después de militar durante cuatro temporadas en Estudiantes de La Plata.

Desde la venta de Placente, el técnico Américo Rubén Gallego no encontró el jugador ideal para el puesto, luego de probar con el paraguayo Pedro Sarabia y el juvenil Ariel Franco.

A la incorporación se Rojas se sumó el regreso de otro lateral izquierdo, Norberto Acosta, de 22 años, quien jugó a préstamo en Instituto.

Por último, el delantero Cristian Castillo estará inactivo durante un mes luego ser operado de una lesión que sufrió en el maxilar, luego de un choque con el arquero Franco Costanzo durante un entrenamiento en la pretemporada de verano realizada en Tandil.

Castillo fue operado el pasado jueves de la fractura del maxilar y volverá a los entrenamientos en un mes.


Comentarios


Gallego sabe que no tiene más crédito con la gente