Gennuso impulsa un alivio impositivo para los comercios de Bariloche

El intendente presentó el proyecto esta semana. Propone condonar el pago mínimo de la tasa de inspección que va de los 500 a 3.200 pesos.





Los comercios de Bariloche podrían recibir la eximición de pagar el mínimo de la tasa municipal. Archivo

Los comercios de Bariloche podrían recibir la eximición de pagar el mínimo de la tasa municipal. Archivo

El Ejecutivo municipal remitió al Concejo su anunciado proyecto de exenciones fiscales, que está orientado a beneficiar a los comercios de Bariloche que están cerrados o que tienen facturación por debajo del estándar y que le generará al municipio un costo fiscal estimado en 50 millones de pesos.

El objetivo del oficialismo era darle rápido tratamiento y aunque el intendente Gustavo Gennuso se apuró a presentarlo antes de la sesión de hoy, no tendrá tratamiento sobre tablas. Los concejales acordaron pedir un dictamen jurídico y luego le darán tratamiento en comisión.

De todos modos, el concejal de Juntos Gerardo Ávila explicó que si hay una demora “el Ejecutivo puede disponer exenciones sobre los meses vencidos, lo que no puede es hacerlo hacia adelante”.

El proyecto prevé la condonación del pago mínimo de la tasa de Inspección, Seguridad e Higiene para las habilitaciones comerciales que están con “facturación cero”. Esos gravámenes, según la zona, varían entre los 500 y los 3.200 pesos mensuales.

Para los contribuyentes que tienen actividad, el beneficio será una quita equivalente al 50% “del pago mínimo de TISH y sus componentes”.

Ávila dijo que el Ejecutivo consultó a las cámaras empresarias y el texto surgió “luego de varias reformulaciones” y podría sufrir nuevos ajustes durante el tratamiento en comisión.

La exención será exclusiva para micro y pequeñas empresas, según la tabla que publica la Secretaría de Emprendedores y Pymes. La última publicación indica que para calificar como “micro” no hay que superar los 36 millones de pesos anuales de facturación y las “pequeñas” empresas son las que no superan los 290 millones anuales.

Según calculó el Ejecutivo, unas 4.100 habilitaciones comerciales de Bariloche (el 96% del total) cumplen esa condición. Si la ordenanza se aprueba en esos términos el cálculo es que el municipio resignará recaudación por unos 9 millones de pesos mensuales. El beneficio tendrá vigencia hasta noviembre y el costo acumulado sería de 50 millones.

“No le soluciona la vida a nadie, pero es una ayuda más”, dijo Ávila. Aclaró que tiene un carácter progresivo, de modo que el beneficio lo va a sentir más el pequeño comercio.

Para ingresar los contribuyentes tendrán demostrar que no han reducido su planta de personal durante la cuarentena y que no acumulaban deudas con el municipio(o tenían plan de pago acordado) en febrero pasado.


La oposición también propone


El Frente de Todos presentó otro proyecto de ordenanza para imponer beneficios fiscales a los hostels, cabañas y alojamientos turísticos de hasta 3 estrellas, que permanecen cerrados desde el inicio de la pandemia.

Si bien es un beneficio sólo para un sector, que también estaría incluido en la iniciativa oficialista, en este caso el beneficio es más amplio ya que prevé una exención completa de tasa TISH, tasa de Emprotur, derecho de publicidad y tasa de recolección de residuos por un lapso de 180 días.

El proyecto del Frente fue acompañado por la firma de 30 cabañas, hosterías y departamentos de alquiler turístico. Varios de ellos señalaron que ya han tomado créditos a tasa cero para mantener sus emprendimientos pero ya no pueden endeudarse más.


Comentarios


Gennuso impulsa un alivio impositivo para los comercios de Bariloche