La salud en terapia intensiva: Hay un permanente clima de tensión en los hospitales

Empleados de CTA continúan custodiando que no ingrese ropa al los nosocomios, permanecen los problemas de limpieza, y efectivos policiales custodian los centros de salud.



Un latente clima de tensión se vive en el interior del Hospital Castro Rendón del centro neuquino y el Horacio Heller del Oeste.

Al problemas con el servicio de limpieza, y la ropa que permanece desde hace días, se suma la presencia policial, después de los hechos de violencia sucedidos ayer a la tarde.

Castro Rendón

El director del Hospital, Adrian Lammel expresó que “la situación está muy complicada”, que “hace un mes que no se limpia correctamente” , y que

“esta noche el hospital podría entrar en colapso por falta de limpieza”

Durante esta mañana, todavía permanecían impregnadas en el suelo de la Guardia, las huellas de los heridos de bala de goma que ingresaron después del desalojo que se efectuó ayer a la tarde.

Los consultorios de Pediatría no están atendiendo por falta de limpieza y por el paro de las secretarias. La guardia funciona con normalidad y la internación de Pediatría también.

Los quirófanos están con escasa ropa, y se desconoce si a la noche hay insumos para el uso de quirófano.

Horacio Heller

El panorama de situación que describió el director del Hospital héller Víctor Noli durante los últimos días, y hasta las primeras horas de esta mañana fue: “El hospital está totalmente fuera de lo que son las condiciones normales de higiene. Especialmente en los lugares públicos, en las áreas administrativas. Lo mismo en los pasillos internos.” Los trabajadores de la CTA “nos estaban bloqueando el circuito de distribución de la ropa limpia: Sábanas, equipos quirúrgicos, etc, se nos había acabado el stock”.

El responsable del nosocomio dijo que se había podido sostener las condiciones de higiene con un reducido plantel de las empresas tercerizadas en la guardia de emergencia, la unidad de cuidados críticos, la neonatología, la sala de parto, el quirófano.

“Las condiciones hasta ayer eran extremadamente adversas”. Sostuvo Noli, quien explico que se había generado ayer una situación de coacción sobre el personal que quería trabajar, y los trabajadores de la limpieza afiliados a la CTA.

Noli expresó que mantuvo un encuentro con el secretario general de la CTA Juan Carlos Hernández, donde “hemos alcanzado un acuerdo de cumplimiento de ambas partes como para funcionar bastante más parecido a lo normal”.

El compromiso entre las partes consiste en que el hospital pueda funcionar con un plantel mínimo para que se cumplan las condiciones del servicio de higiene, y además, los trabajadores se comprometieron a flexibilizar la logística de distribución de la ropa. “Por nuestra parte nos comprometimos a pedirle al personal policial extra que se retire”, dijo Noli.


El conflicto entre los trabajadores estatales y el gobierno provincial llegó ayer a su punto más grave: grupos especiales de la policía reprimieron una protesta de ATE Salud que bloqueaba el abastecimiento de la ropa de cama para los hospitales. Desde la CTA convocaron a un paro general y una movilización para hoy.

Por su parte el gobernador Omar Gutiérrez, de visita por el norte neuquino, repudió la violencia que se vivió en la jornada previa cuando un sector del gremio estatal irrumpió en la sede Junta Coordinadora para la Atención Integral de las Personas con Discapacidad (Jucaid). Confirmó sumarios y pidió a la justicia “las sanciones más fuertes y en el menor tiempo” (ver aparte).

Los enfrentamientos comenzaron pasadas las 17 y se extendieron por alrededor de dos horas frente al hospital Castro Rendón. Los uniformados desplegaron un intenso operativo, que necesitó de refuerzos en más de tres oportunidades, y en el que utilizaron balas de goma y gases lacrimógenos.

Los manifestantes respondieron con piedras y utilizaron contenedores de residuos como barricadas, algunas de ellas fueron incendiadas y obligaron la intervención de Bomberos.

El titular de ATE, Carlos Quintriqueo, repudió la violencia utilizada por la fuerza policial y responsabilizó al gobernador Gutiérrez y al ministro de Salud, Ricardo Corradi Diez. Les adjudicó la dilación en el conflicto que reclama la creación de un convenio colectivo de trabajo (CCT) para el sector de Salud Pública.

En medio de los enfrentamientos un grupo de vecinos recriminó a los efectivos el uso de gases frente al hospital. Incluso en medio de una tregua el dirigente estatal Jorge Marillán enfrentó al responsable del operativo y el intercambio terminó con más gases y balas de goma.

Los cruces se dieron frente al nosocomio, sobre las calles Alderete y Santa Fe, e incluso en sectores internos del edificio.

Más de una docena de manifestantes mostró a la prensa las heridas recibidas en rostros, brazos, piernas y otras partes de su cuerpo. También dos efectivos resultaron lesionados por impactos de piedras.

El director del hospital, Adrián Lammel, confirmó que cinco personas fueron asistidas por disparos de bala de goma. Al cierre de esta edición sólo uno de ellos permanecía internado a la espera de estudios ecográficos por una fuerte herida en una de sus piernas.

El operativo fue ordenado por el fiscal jefe Pablo Vignaroli, quien aseguró a “Río Negro” que fue a pedido del abogado de la subsecretaría de Salud. El argumento del gobierno fue que el bloqueo de ATE ponía en riesgo el abastecimiento de la ropa de cama para los hospitales, algo que calificaron como crítico para los sectores de internación.

matías subat

Investigación y sumario

Por la protesta en Jucaid

La fiscalía inició una investigación a partir de la denuncia por agresiones ocurridas en la sede de la Junta Coordinadora para la Atención Integral de las Personas con Discapacidad (Jucaid). El gobierno provincial, en tanto, abrió sumarios contra siete agentes de la administración pública.

El miércoles pasado un grupo de trabajadores nucleados en ATE se dirigió hasta la sede del organismo para manifestarse contra el ministro de Salud y Desarrollo Social, Ricardo Corradi Diez. Ingresaron y allí se produjo un forcejeo. La titular de Juncaid aseguró que fue agredida al igual que el ministro y otros presentes.

El gremio niega las acusaciones y asegura que no hubo ataque.

“Fuera del cumplimiento de la ley y el apego a la norma, nada”

Datos

El gobernador Omar Gutiérrez repudió los hechos de violencia en la sede de Jucaid, ocurridos el miércoles por la tarde, y pidió “las sanciones más fuertes y en el menor tiempo, para que sea un claro ejemplo”. Aseguró que los sumarios deberían terminar con la exoneración de los involucrados.
“Fuera del cumplimiento de la ley y del apego a la norma, nada”, dijo ayer desde Varvarco. Cuestionó el accionar de los empleados públicos afiliados a ATE y calificó lo ocurrido como “un ejercicio abusivo del derecho de huelga”. Señaló que fueron identificados los agentes que intervinieron en las agresiones.
“La violencia tampoco puede ser sinónimo de imposición para alcanzar la defensa de algún interés”, indicó.

Temas

ATE Neuquén

Comentarios


La salud en terapia intensiva: Hay un permanente clima de tensión en los hospitales