Gremio vs. gobierno




Ambos dan más problemas que resultados positivos. Un gremio estatal que vive en la eterna lucha callejera, y donde los cuentapropistas envidian. ¡Con vacaciones pagas, estabilidad laboral y licencias por embarazo de sus tortugas es la utopía soñada marxista! Pero todo gran poder implica una gran responsabilidad, luchar por el pueblo. Al igual que el presidente Macri, sacan el país trabajando, o al menos intentan.

En el mundo privado la huelga se usó para hacerle frente al patrón. No trabajar les mandaba un mensaje claro, “Nos fundimos ambos”, al trabajador por las condiciones laborales inconclusas y al patrón no generando ingresos.

Ese amor colectivo aún se siente en las grandes fábricas, y es frecuentado. Algunos aprendieron que su relación debe ser simbiótica, nunca parasitaria. Pocos captaron el mensaje y supieron adecuarlo a sus realidades. Quien financia no es empresario, es un pobre trabajador informal.

No es culpa del chancho, sino de quien da de comer. Mal acostumbrados como un niño malcriado, pataleamos y obtenemos. Un gobierno que capta votos acumulando personal político suma filas ajenas, para después no hacerse cargo. ¡Nos mata el fuego amigo! Para financiar el feriado crónico estatal crean nuevos impuestos y aumentan los que están. Centros públicos cerrados en una lucha absurda, gente titulada arrogada cuya idea básica se resume en no trabajar, como si pensar en otra diferente fuera un sacrilegio sexual. El gobierno manda su prole a institutos, privados. Valla impacto al gobierno.

El fratricidio es dual y persistirá de ambos, solo un recambio cultural podrá sobreponerlo.

Héctor Daniel Ayarachi Fuentes

DNI 35.492.138

Neuquén


Comentarios


Gremio vs. gobierno