Por la ola de calor cancelaron cirugías programadas en un hospital de Neuquén

Indicaron que es por la falta de acondicionamiento en el hospital. Hoy, trabajadores están realizando una sentada para reclamar climatización y más seguridad.





Con la ola de calor, el acondicionamiento de los espacios se vuelve una necesidad. En el hospital Heller, trabajadores reclaman que hay sectores donde las altas temperaturas y la falta de climatización imposibilitan las tareas, como sucede en el quirófano del edificio donde ya cancelaron cirugías. Por esta razón, iniciaron una sentada a las 10 en el hall del edificio.

A partir de ese horario, pararon todas las actividades «para poder juntarnos y hacerle llegar la nota y nuestras inquietudes al director», comentó la enfermera del nosocomio, Vanesa Casteblanco. Se sumaron al reclamo trabajadores de la administración, enfermeros y médicos.

Casteblanco explicó que en el edificio son varios los sectores que vienen padeciendo la falta de acondicionamiento, más en esta semana con las altas temperaturas: «En la parte de internación, en la ambulatoria, los quirófanos. Es algo que no lo podemos tolerar«. Según expresó, el calor lo padecen más por la vestimenta y protección que deben usar: ambos, camisolines, cofias o gorros.

«Ahora nuestro reclamo es para pedirle a nuestro director que tome cartas en el asunto y nos ayude a solucionarlo lo más rápido posible», señaló. Detalló que por el calor que se vive dentro de las instalaciones, «los pacientes están mojando toallas para poder soportarlo en las habitaciones«. A su vez, por esta misma razón «traumatólogos y ginecólogos han suspendido todas las cirugías programadas. Sólo están haciendo las de urgencias».

Este es un problema que vienen atravesando desde el año pasado. «Nos decían que lo iban a arreglar, pero pasó el verano entero y seguimos en la misma, llegó el verano nuevamente», explicó Casteblanco.

Los trabajadores también denuncian que están atravesando situaciones de inseguridad. Hace dos días, un hombre rompió el vidrio de la farmacia del hospital con un golpe de puño. Según detalló la enfermera, el policía y el trabajador de seguridad están adelante en la puerta, «pero los sectores no tenemos seguridad y a veces vienen los pacientes alterados».

Por estas razones llevan adelanta la medida e irán evaluando en el transcurso de la mañana hasta qué hora se quedarán. Esperan obtener una respuesta en el día, si no determinarán que nuevas medidas tomar.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Por la ola de calor cancelaron cirugías programadas en un hospital de Neuquén