Guagliardo: “Es mentira que el acuerdo salarial que tenemos es hasta marzo”

El dirigente docente le respondió al gobernador Gutiérrez. Hoy, ATEN y ATE convocaron a una conferencia sobre la mesa salarial. Rechazan la suspensión de los aumentos por inflación.



El dirigente de ATEN salió al cruce del gobernador, después de que se anunciara la convocatoria. (Archivo).-

El dirigente de ATEN salió al cruce del gobernador, después de que se anunciara la convocatoria. (Archivo).-

El secretario general del gremio docente ATEN, Marcelo Guagliardo, aseguró que el último incremento salarial que tuvieron los trabajadores estatales de Neuquén fue en enero, que indexó la inflación de octubre, noviembre y diciembre. De esta manera el dirigente criticó los dichos del gobernador, Omar Gutiérrez, quien afirmó que la provincia es la única en el país que tienen un acuerdo vigente hasta el 31 de marzo.

Guagliardo respondió que “nuestros sueldos están actualizados hasta 2019, y en marzo vamos a cobrar la misma cifra. Si se da continuidad al acuerdo que veníamos firmando, recién en abril cobraríamos un nuevo aumento en base a la inflación de enero, febrero y marzo”.

En cuanto a la convocatoria a paritarias que hizo Gutiérrez, indicó que “a nosotros no nos llegó ninguna citación formal, solo las declaraciones públicas que hizo el gobernador. Si bien es lo que pedimos los gremios estatales, todavía no sabemos ni el día, ni el lugar, ni la hora. Cuando nos convoquen formalmente, cada una de las organizaciones definiremos cómo continuar”.


Gutiérrez advirtió por la vigencia del acuerdo


Ayer, el gobernador Omar Gutiérrez devolvió juego a los gremios estatales y le puso plazo a la paritaria provincial. Además dejó una advertencia tácita sobre el inicio del ciclo lectivo, la principal carta de negociación de los docente, al recordar que el acuerdo firmado en 2019 tiene como fecha de finalización el 31 de marzo por lo que las clases, fijadas para el 2 del mes próximo, no deberían estar en duda.

“Esta mesa va a buscar acuerdos para definir la metodología que establezca la pauta salarial”, señaló el gobernador para evitar una respuesta definitiva sobre la continuidad o no de la actualización de los sueldos por inflación. Sin embargo, aclaró que “no descarta” modificar el presupuesto en caso de ser necesario.

Desde el gobierno no lo dicen en público, pero la decisión es desacoplar las subas de los haberes del Índice de Precio al Consumidor (IPC). Así lo recomendó el presidente Alberto Fernández y para el Ejecutivo neuquino cayó como un mensaje divino en épocas donde las cuentas están “estresadas”, según el eufemismo del ministro de Economía provincial, el cipoleño Guillermo Pons.


¿Qué significa modificar el presupuesto?


La pregunta resulta atinada si se repasan los números del proyecto aprobado en la Legislatura para este 2020. El texto, que salió de la cocina del exministro Norberto Bruno, incluyó un aumento de la partida para salarios del 64%: el exfuncionario proyectó gastar 87.700 millones de pesos en salarios.

Todo, un 63% de los gastos corrientes, corresponde al cálculo de actualización y crecimiento vegetativo porque solo se previeron 92 ingresos al Estado.

Los gremios estatales, que por primera vez en la historia de la provincia tuvieron una mejor actualización salarial que los petroleros, anticiparon que rechazarán cualquier acuerdo que no contemple los aumentos de precios en las góndolas. Para 2019 consiguieron una suba del 55% cuando la inflación estuvo apenas por encima del 61%.

La medición de enero, 4,52%, que duplicó el porcentaje nacional, que releva el Indec, abonó la teoría de ATE y ATEN sobre la continuidad de la metodología y restó argumentos al gabinete provincial.

Mientras tanto desde las organizaciones estatales realizan recorridas de difusión para convocar a las asambleas y plenarios en los que buscan hacer una demostración de fuerzas y sondear el ánimo de sus afiliados para arrancar las negociaciones. Incluso no descartan llegar con medidas insinuadas.

La convocatoria a paritarias se hizo para la semana próxima, pero hasta ayer no tenía día, hora ni lugar confirmado.

En números

$87.700
millones es la partida anotada en el presupuesto 2020 para el pago de salarios. Significa el 63% de los gastos corrientes.
55.849
es la planta de empleados públicos que se incluyó para el año en curso. Prácticamente se congeló con solo 92 ingresos.

Comentarios


Guagliardo: “Es mentira que el acuerdo salarial que tenemos es hasta marzo”