Gutiérrez esquivo a opinar sobre las elecciones PASO

Se niega a hablar del resultado electoral y la implicancia que la devaluación tiene sobre la actividad en Vaca Muerta.



El gobernador Omar Gutiérrez votó el domingo en la escuela 2. Foto gentileza

El gobernador Omar Gutiérrez votó el domingo en la escuela 2. Foto gentileza

El empresariado neuquino mostró ayer su impaciencia ante la falta de certezas sobre lo que pasará con la economía del país tras las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) del domingo, pero desde el gobierno provincial se mantuvieron fuera de juego en otra jornada de turbulencia cambiaria.

A diferencia de la posición que tomó el gobernador rionegrino, Alberto Weretilneck, quien el lunes salió a pedir al gobierno y a la oposición que den “señales” para llevar tranquilidad a los mercados, su par de Neuquén, Omar Gutiérrez, evitó ayer intervenir en el debate.

Ayer se mostró con parte de su gabinete y su candidato a intendente en la presentación del programa “Cine con Vecinos Neuquinos” y luego en una reunión con integrantes de la asociación civil Conciencia. Desde su entorno plantearon que todavía hay que esperar a que “pase más agua debajo del puente” para tener un panorama más claro de la situación.

La provincia de Vaca Muerta es una de las que ostenta mayores compromisos de inversión y ayer desde la Cámara de Empresas de la Industria Petrolera y Afines (Ceipa) reclamaron que se tomen definiciones que otorguen garantías.

El representante de relaciones institucionales, Gonzalo Echegaray, dijo que desde el lunes hubo restricción en la entrega de insumos para la industria y señaló que los proveedores “no saben a qué precio vender porque no saben a qué precio van a poder reponer su mercadería”.

“Esperamos declaraciones del presidente y el candidato que nos den cierta tranquilidad. Definiciones vinculadas al ingreso y salida de las divisas; qué digan cuál es el plan para que quienes están pensando en hacer inversiones en la provincia puedan hacerlo”, planteó.

El dirigente aseguró que “la situación económica ya era débil” antes de la elección y que “la cadena de pagos para las pymes es muy frágil y ya estaba estirada en 60 a 90 días con tasas de interés muy altas que hacen imposible la gestión de financiamiento”.

“El temor más grande en el sector empresario de la provincia es volver a un control de divisas aunque también es un problema continuar de la manera en que venimos”, sostuvo.

El titular de la cámara de comercio Acipan, Daniel González, coincidió en que están “a la espera de una definición política” e indicó que la mayoría de los rubros se vio afectado por la falta de precios y el desconcierto general, principalmente los corralones y aquellos con insumos importados. “También son muy preocupantes las tasas de interés”, añadió.


Comentarios


Gutiérrez esquivo a opinar sobre las elecciones PASO