Black Friday: Suscribite a tu diario y lee sin límites

Hawking corrigió su teoría de los agujeros negros

Preservan y emiten información, dijo ayer el astrofísico.




"Quiero informar que creo que he resuelto uno de los grandes problemas de la física teórica", comenzó el científico Stephen Hawking su explicación sobre la revisión de uno de los misterios que envolvían, hasta ahora, a los agujeros negros.

El astrofísico británico expuso en Dublin su nueva teoría sobre los agujeros negros del Espacio que, al contrario de lo que él mismo había afirmado hace 30 años, contienen, preservan y emiten información.

En una exposición de algo más de una hora de duración, Hawking advirtió que si a alguien se le ocurre meterse en un agujero negro, su masa energética "será devuelta a nuestro universo" y que aquellos "contienen información sobre cómo era esa persona, aunque en un estado irreconocible".

Hawking reconsideró su teoría sobre los agujeros negros del espacio y ahora sostiene que, en lugar de no tener fondo, estos hoyos emiten unas radiaciones o información que, finalmente, permiten descubrir su contenido.

También se creía que eran regiones espaciales donde la materia y energía caían y desaparecían para siempre. O que, quizá, eran las puertas hacia otros mundos paralelos a nuestro universo. Nada de eso. Ya en 1974, el astrofísico descubrió que la combinación de las leyes de la mecánic cuántica y de la relatividad general desmentían incluso que los agujeros negros fuesen completamente negros, pues emitían una radiación, conocida desde entonces como "radiación Hawking". De ello dedujo que, según se forman, los agujeros negros comienzan a evaporarse y en el proceso irradian energía y pierden materia hasta hacerlo desaparecer, con toda su información, en una gran explosión final.

Pero con esta "teoría de la radiación" planteó uno de los principales enigmas de la física. Ese enigma se conoce como la "paradoja de la información" y se refiere al porvenir de lo que entra en un agujero negro. Parece que el profesor la ha resuelto felizmente. Según su vieja teoría, la "radiación de Hawking" no contiene información alguna sobre la materia que hay dentro de un agujero negro y, una vez el hoyo se ha esfumado, esa información sobre lo que hubiera dentro se pierde también.

No obstante, esto entraba en conflicto con una regla de la física cuántica, según la cual esa información no puede eliminarse del todo mientras el universo siga evolucionando, ¿qué pasaba con ella? La respuesta de Hawking es que la superficie de los agujeros negros, conocido como “horizonte”, está sujeta a fluctuaciones cuánticas. Estas permiten que toda la información contenida en los agujeros se filtre al exterior gradualmente, ofreciendo así “una imagen consistente” de su interior. (Télam-SNI).

Un estudio de casi 30 años

Hawking ha estudiado los agujeros negros desde la década de los '70. Profesor de matemática en la Universidad de Cambridge, se hizo célebre en el mundo en 1991 con la publicación de Breve historia del tiempo, un libro que intenta explicar al público en general los aspectos más complejos del universo.

A pesar de estar casi totalmente paralizado por una esclerosis lateral amiotrópica, Hawking viaja por el mundo para dar conferencias. Se comunica mediante una computadora portátil que le permite seleccionar palabras en la pantalla que un sintetizador convierte en sonido.

El proceso de responder a preguntas es tan lento que Hawking contestó sólo dos en la rueda de prensa que siguió a su conferencia.

La última fue qué problema pensaba encarar ahora que había resuelto la paradoja del agujero negro.

"No lo sé", respondió inmediatamente, y la sala estalló en carcajadas.

Hawking dijo sentirse emocionado por haber resuelto un problema que lo acosaba desde hace casi 30 años, aunque agregó con humor que la nueva respuesta es menos emocionante que la alternativa que planteó en 1976. La organización del congreso indicó que el trabajo detallado de los hallazgos de Hawking será publicado próximamente en medios y sitios de Internet especializados.


Comentarios


Hawking corrigió su teoría de los agujeros negros