Hay que seguir cuidándose: el virus continúa circulando

Mientras se dan reaperturas progresivas en distintas actividades, el número de contagios continúa creciendo en la región y en el mundo. ¿Cómo convivir con esta dualidad de forma segura?





Quizás suene repetitivo afirmarlo después de más de cuatro meses de pandemia, pero estamos atravesando días bastante confusos.


Por un lado, las aperturas progresivas nos acercan cada vez más a la “normalidad”, en tanto se liberan actividades que nos generan sensaciones positivas.

Por otra parte, los contagios siguen creciendo en la región y jornadas como la del lunes, donde hubo una explosión de casos en Bariloche, tiran para atrás ese positivismo.

En este contexto de novedades cruzadas, hay un tema que no podemos perder de vista: la pandemia no terminó y tenemos que seguir cuidándonos para evitar la propagación del virus.

La gobernadora Arabela Carreras tomó la palabra ayer, en un contexto complicado después de que se conociera que Bariloche tenía más de 300 activos. “El coronavirus es un enemigo silencioso y mortal, y no estamos tomando conciencia”, aseguró.

A medida que recuperamos espacios de la antigüa normalidad, debemos tener en claro que hay que respetar el distanciamiento. (Foto: Marcelo Ochoa)


En una línea similar se movió la doctora Mercedes Iberó, secretaria de Políticas Públicas del Ministerio de Salud de Río Negro; quien aseguró que “lo más importante es entender que el virus sigue estando. Aunque haya ciudades que no tienen circulación viral, puede llegar en cualquier momento. Si estamos relajados pensando que acá o en algún lugar no hay, cuando aparezca un caso rápidamente va a haber 100 positivos”.

Con esto en mente, la médica brindó una serie de consejos en diálogo con RÍO NEGRO, respecto a cómo debemos proceder en esta etapa.

“La única manera de garantizar que no haya replicación viral es cuidándonos. El virus se replica de persona a persona a través de los fluidos, entonces si nosotros aprendemos a estar a dos metros, con tapabocas, sin abrazarnos, darnos besos o compartir mates, botellas y vasos, lavándonos las manos y teniendo alcohol en gel, vamos a lograr que aún estando con alguien que es positivo no nos contagiemos. Es la única manera de poder frenar la pandemia”, aseguró Iberó.

El mismo consejo aplica también para todos aquellos que fueron retomando las actividades, sobre todo las que implican cercanía (siempre dentro de lo permitido) con otras personas: “Si vamos a un gim es lo mismo:mantenemos los dos metros. A cada cosa que usemos lo limpiamos con alcohol en gel antes y después. No hay que saludarnos con los de al lado. Si vamos a correr o a hacer algo al aire libre, lo mismo, y si encontramos a alguien en el camino para hablarle, mantengamos los dos metros y hagámoslo con los barbijos puestos”, cerró la doctora.

La doctora Mercedes Iberó brindó una serie de consejos para la prevención de los contagios.


Por otro lado, la psicóloga Romanela Paulisich (Mat. Prov. RN 1958) deslizó que “en relación a cómo encarar esta ‘nueva realidad’, puedo decir que es necesario que quienes contamos con el privilegio de ser conscientes de la peligrosidad de la situación, tengamos conductas de autocuidado para poder al mismo tiempo cuidar a otros”.

Aún cuando vamos recuperando algunos espacios que nos remiten a la antigua normalidad, debemos tener en mente que no podemos relajarnos. Creer que todo pasó sería un error tan grave como peligroso.

Lo dijo la gobernadora Carreras: “si todos nos enfermamos las camas no van a alcanzar, es un razonamiento básico”.

Por eso mismo, Arabela pidió que “paremos de movernos y respetemos las restricciones”. El mensaje es claro: el virus está y los contagios siguen creciendo. Si respetamos las medidas de prevención y los protocolos, reducimos al mínimo cualquier riesgo.


Notorias molestias en el sistema de salud



En distintos puntos de la región, los profesionales hicieron notar sus molestias en las últimas horas, ante la saturación de las terapias y la ausencia de cuidados de la gente.

Ana Senesi, directora del hospital López Lima, explicó que “el personal está cansado, agotado”, en referencia a casos de trabajadores y trabajadoras que atraviesan situaciones de estrés y angustia.


“Sabes que no lo podés anular (al coronavirus) y eso te expone directa o indirectamente. Esa sobrecarga de tensión se prolonga y se hace mayor”, explicó César Del’Alli, secretario general del Sindicato de Profesionales de la Salud Pública de Neuquén.

Por su parte, el dirigente del Sindicato de Enfermería de Neuquén (SEN), Darío Más, aseguró que “no hay enfermeros para contratar como eventuales”.


Las complicaciones colaterales de la cuarentena



“Desde siempre para el ser humano fue sinónimo de salud mental el trabajo, no como actividad remunerada, sino desde lo simbólico en general. La situación de desesperación laboral que trajo la pandemia, hizo que muchos optaran por descuidarse físicamente por la desesperación de poder hacer alguna actividad que les recuerden ‘para qué’ viven”, explica la psicóloga Romanela Paulisich (Mat. Prov. RN 1958).


Al mismo tiempo, explica que “es dificil hablar en términos de generalidad, porque esta pandemia, junto con el confinamiento incrementaron ciertas problemáticas a nivel mental de manera exacerbada. Hoy la demanda de un espacio psicologico por situaciones de crisis creció exponencialmente, pero sin embargo el servicio publico esta sobrepasado y en el ámbito privado las personas no pueden abonar sus consultas porque, como dije antes muchos carecen de ingresos que le permitan sostener un tratamiento”.


Comentarios


Hay que seguir cuidándose: el virus continúa circulando