Hidrógeno verde: ¿Punto de inflexión en la matriz energética argentina?

La llegada de este tipo de energías limpias limitaría la concentración que existe hoy en el sistema, dominada por los fósiles. Y, por otra parte, solucionaría parte del déficit enegético estructural que posee el país consecuencia de la mala praxis política.





El presidente Fernández junto al titular de la empresa Fortescue Future Industries, Andrew Forrest

El paso que ha dado el presidente Fernández es muy importante.

Uno de los retos que tiene el sistema energético argentino es romper su alta dependencia con los combustibles fósiles.  Otro, no menor, es revertir el déficit energético, cuyo origen se remonta a partir de 2005, pero que adquirió una dimensión muy significativa en el decenio siguiente con la mala praxis política aplicada sobre el mercado de combustibles.

Frente a este contexto, y ante la necesidad de una disminución drástica de emisiones de gases de efecto invernadero, Argentina dio un significativo paso en la incorporación de fuentes alternativas y limpias. Y Río Negro pico en punta.

Los números son enormes. Solo en la primera etapa de inversión que proyecta la firma australiana colocar en tierras cercanas a la olvidada ciudad de Sierra Grande, se podrá abastecer de energía a 1,6 millones de habitantes; es decir poco más de la suma de las poblaciones totales de Río Negro y Neuquén.

Hablar de 8.500 millones de dólares de inversión, tampoco es un dato menor. Por dar un número comparativo, YPF durante todo el 2021 prometió inyectar fondos en Neuquén por 1.500 millones de dólares. Las diferencias son abismales y más aún si uno tiene en cuenta los beneficios que se generan en la producción de una actividad limpia y otra contaminante.

Ni hablar de la demanda de mano de obra que necesitará el emprendimiento desde el inicio hasta su finalización. En forma directa e indirecta representa la planta total estatal que hoy tiene la Provincia de Río Negro.

El proyecto está pensado en la generación de energía para su exportación. Pero nada condiciona a la firma Fortescue Future Industries que, parte de esa oferta, se reoriente hacia el mercado local si las condiciones comerciales así lo permiten. Este sería un paso importante para dar solución a los problemas de concentración que hoy tenemos con los fósiles y el déficit energético estructural que presenta el país.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Hidrógeno verde: ¿Punto de inflexión en la matriz energética argentina?