Historia de un hit: el verano mod de The Who y el debut discográfico con otro nombre

A mediados de 1964, la banda de Daltrey, Townshend & Cía. aceptó llamarse The High Numbers para grabar un single con un objetivo comercial: captar la atención de la juventud británica. Pero las cosas salieron mal y los muchachos volvieron a ser quienes eran: los Who.





Antes de ser una de las bandas más explosivas bandas de rock, The Who, o parte de ellos, fue una entusiasta banda londinense de dixieland. Porque antes de ser un excéntrico y a la vez extraordinario guitarrista rompelotodo, Pete Townshend tocaba el banjo. Y antes de ser un furioso bajista, John Entwistle tocaba el corno francés. Ambos lo hacían en The Confederates, aquella entusiasta banda londinense de dixieland.


Banjo, dixieland, confederados… bueno, era lo que había en la vida de estos dos adolescentes entusiastas como muchos de su edad, del skiffle y el rhythm and blues. Así hasta que Entwistle se lo cruzó a Roger Daltrey en la calle y este le pidió que se una a su banda The Detours. El futuro bajista lo pensó, no mucho, pero lo pensó y dijo que sí, no sin antes proponer también a su amigo Townshend. Eran los Who más Doug Sandom en la batería, y Colin Dawson como vocalista Sí, falta Keith Moon… por ahora. Dawson se va por lo que Daltrey pasa a ser el cantante, por lo que Townshend pasa a ser la primera y única guitarra del grupo. Sí, sigue faltando Keith Moon… hasta ahora.


The Detours era una correcta banda de rock con raíces bluseras como casi todas, incluidas Beatles y Stones, Pero, a diferencia de estas, los Detours aún no escribían sus propias canciones, razón por la cual el tan esperado contrato de grabación le era esquivo. Eso y cambiar al baterista.
Con Sandom fuera de la banda, los futuros Who contrataron a Dave Golding, un baterista sesionista, pero a los ejecutivos de la discográfica no les convenció la solución y le sugirieron que por favor tengan un baterista. Es entonces que apareció Keith Moon: se enteró de que la banda buscaba un baterista, pidió una prueba y cuando se iba a sentar en ella para tocar, la rompió accidentalmente. Ok, será nuestro baterista, le dijeron. Premoniciones, que le dicen.


Pero no es la historia de The Detours la que queremos contar. Tampoco la de The Who. O sí, pero no exactamente. En febrero de 1964, la banda cambió de nombre para ser The Who, pero en el verano de ellos, a pedido de un tal Pete Meaden, pasaron a ser The High Numbers. ¿Por qué? Por una acción de marketing que salió mal, pero no tan mal.

Meaden, un fanático de la subcultura mod, se erigió como manager de los ahora The High Numbers. Meaden pretendía que la banda captara la atención de la escena mod londinense, una escena habitada por jóvenes de la clase trabajadora que gastaban su dinero en cierto jazz moderno, buena ropa, scooters y anfetas, muchas anfetas.
Meaden les consiguió un contrato para un single con Fontana Récords. Pero en lugar de hacer que el grupo grabara un par de versiones de blues que estaba tocando en los clubes, hizo que grabaran dos canciones que eran un poco suyas.


El mánager tomó un par de discos ya existentes que los mods adoraban y escribió nuevas letras diseñadas para atraerlos, y luego se dio a sí mismo todo el crédito de escritura. “Misery” de The Dynamics fue retocada como “Zoot Suit”, mientras que “Got Love If You Want It” de Slim Harpo se convirtió en “I’m the Face”.
Ambas canciones hablaban de la moda de los mods (corbatas de un centímetro de ancho, chaquetas de la Ivy League, zapatos de dos tonos) e incluían su jerga.


“Zoot Suit” fue elegida como cara A, pero el single no se vendió fuera del núcleo de fans de la banda. Poco antes de su lanzamiento, Kit Lambert y Chris Stamp, ambos de EMI, vieron a la banda en el Railway Hotel mientras buscaban un grupo desconocido para un proyecto cinematográfico nunca realizado.
Finalmente, contrataron a The High Numbers para que dejaran de depender de Meaden y animaron al guitarrista del grupo, Pete Townshend, a seguir el modelo de los Beatles y escribir sus propias canciones. En noviembre, The High Numbers dejó de existir para volver a ser The Who.


Pero aquella noche en el Railway Hotel pasaron otras cosas además del “rescate” de los Who. Accidentalmente, Townshend rompió parte de su guitarra y, ante la burla del público, el guitarrista destrozó lo que quedaba del instrumento y siguió tocando con una nueva guitarra. Al show siguiente, fue Moon quien destrozó su batería. Lo demás es historia conocida: exactamente un año después de aquella aventura mod, The Who editó “My Generation”.


Temas

Música

Comentarios


Seguí Leyendo

Historia de un hit: el verano mod de The Who y el debut discográfico con otro nombre