Historias que apuestan por la diversidad de voces

La plataforma de streaming Disney + lanzó una serie de seis cortos denominada "Launchpad", con un enfoque en la diversidad. Más de 1.000 participantes enviaron sus proyectos para formar parte de esta “colección”, que tendrá una segunda temporada enfocada en las “conexiones”.

Visibilizar a una multiplicidad de voces, discursos, pensamientos y sentires que no suelen tener protagonismo en la pantalla. Ese fue -y aún es-, a grandes rasgos, el objetivo de Disney con el lanzamiento de “Launchpad”, una serie de cortos que se pueden disfrutar en Disney +.


Esta propuesta tuvo un enfoque orientado en la diversidad desde su concepción misma: más de 1.100 realizadores se postularon a lo largo y ancho del mundo para formar parte del proyecto, y 6 historias fueron elegidas para esta primera entrega.

“La cena está servida”, “El último chupacabras”, “Eid estadounidense”, “Seamos tigres”, “El princesito” y “Cuando crecen los colmillos” son las seis propuestas que forman parte de esta colección, con una duración promedio de 20 minutos.

El respeto por la identidad, el combate contra el desarraigo y la xenofobia, la importancia de mantenerse fiel a nuestras convicciones, el redescubrimiento ante panoramas oscuros y la diversidad y orientación sexual son algunas de las premisas que estas historias nos acercan, siempre acompañadas de magistrales actuaciones y direcciones.

En “La cena está servida”, nos adentramos en la historia de Xiaoyu, un joven chino que estudia en la escuela Westmoreland, un internado de primer nivel en Estados Unidos y, ante la posibilidad de tomar un puesto como “jefe de comedor”, choca con varios obstáculos, enfocados sobre todo en su nacionalidad. Allí podemos ver como Xiaoyu intenta sobreponerse a la mirada discriminatoria tanto de algunos americanos como de sus propios coterráneos al intentar integrarse.

Estos cortos, con el sello de Disney, fueron realizados por directoras y directores de todo el mundo. Son historias “live-action” con grandes actuaciones.


“El último Chupacabras” es un hermoso relato que hace foco en la diversidad cultural. Allí vivimos la historia de Chepa, una solitaria mujer mexicana que trata de mantener sus tradiciones aún cuando ya nadie parece darle importancia a estos temas, en un Los Ángeles donde la cultura perdió cada vez más terreno y, según las palabras de Chepa, “todos son iguales”. En esta historia se usa la aparición de una criatura “oscura” que termina siendo fundamental para mantener las tradiciones de Chepa.

“Eid estadounidense” es un corto que trata sobre la identidad y el respeto por las raíces. Allí observamos a Ameena, una joven musulmana que se pierde la posibilidad de llevar adelante una celebración tradicional de su pueblo por el colegio. La historia nos muestra como Ameena busca contagiar de este espíritu a su propia hermana y, además, intenta ganar un espacio para llevar adelante su celebración en una cultura ajena, siempre desde el respeto y la integración.

“Seamos tigres” no se enfoca tanto en la diversidad como sí lo hace en el descubrimiento de nuevos panoramas. Es que vemos la historia de Avalon, una joven que atraviesa un duelo por el fallecimiento de su madre y que, luego de cuidar a un niño durante una noche, encuentra un universo nuevo para habitar.

“El princesito” tiene como protagonista a Gabriel, un niño de 7 años que es fanático del ballet y que es apuntado por los mayores por su “comportamiento femenino”. Es quizás el mejor de los cortos, y es el que más se enfoca en la diversidad sexual.


“Cuando crecen los colmillos” utiliza el género del terror para meternos de lleno en la vida de Val García, una adolescente mexicana mitad humana mitad vampira, quien debe afrontar grandes obstáculos para chocar contra su propia identidad.

Así, Disney nos acerca seis grandes historias, que nos harán emocionar y reflexionar al mismo tiempo.


SUSCRIBITE A QUEDATE EN CASA
Todos los días a las 19 para acompañar el final del día.

Comentarios


Historias que apuestan por la diversidad de voces