Hoy arranca la campaña electoral rumbo a las legislativas

Se renuevan 127 bancas para diputados mientras que en ocho provincias también se votará para renovar la representación en el Senado.




Horacio Aizpeolea - Corresponsalía Buenos Aires

El calendario electoral indica que hoy arranca la campaña para las elecciones legislativas de término medio del próximo 14 de noviembre. Las PASO del 12 de septiembre, a modo de gran encuesta nacional, dejó una grilla de partida de cara al próximo desafío electoral, integrada por los frentes y partidos políticos que superaron el 1,5% del piso de votantes exigido. El 14 de noviembre todos los distritos irán a las urnas para renovar la mitad de las bancas para la Cámara de Diputados de la Nación (127) y en ocho provincias también se votará un tercio del Senado nacional (24).

En las primarias, las listas de Juntos por el Cambio consiguieron casi 9 millones de votos a nivel nacional. Un 40,5%. El oficialista Frente de Todos sumó casi siete millones de votos, un 31,5%. El Frente de Izquierda, con 1,4 millón de adhesiones, se colocó como la tercera fuerza nacional. Un 6,3%.

Oficialismo y oposición apuntarán a los votantes que pegaron el faltazo en las internas. El 67,5% de asistencia (unos 22 millones de votantes sobre un padrón de 34 millones de electores) fue el menor registrado en una PASO, desde que este sistema para dirimir las pre-candidaturas debutó en 2011.

Las listas del Frente de Todos solo se impusieron en siete provincias. Quedaron relegadas por las listas de Juntos en distritos como Santa Cruz, La Pampa, Chubut, San Luis, Chaco, Entre Ríos, Misiones y Santa Fe, donde en 2019, el oficialismo nacional se había impuesto con comodidad.

La mala perfomance del oficialismo impactó en el corazón del Gobierno nacional: empujado por Cristina Kirchner, Alberto Fernández debió rediseñar su gabinete de ministros. La vicepresidenta le propuso al gobernador de Tucumán (donde ganó el FdT), Juan Manzur, como remplazo de Santiago Cafiero. El Gabinete también se oxigenó con los ingresos de Aníbal Fernández y Julián Domínguez, entre otros.

La inflación interanual superior a los 50 puntos (igual que la dejada por el gobierno de Mauricio Macri) y los salarios rezagados estuvieron entre las razones del mal resultado del oficialismo en las PASO. Posiblemente también haya incidido en la debacle electoral el “daño autoinflingido” (expresión usada por Cristina Kirchner en su carta pública del 16 de septiembre) que implicó el escándalo del festejo de cumpleaños de Fabiola Yáñez en la residencia de Olivos durante la cuarentena dura.

El martes hubo una cumbre en la Casa Rosada, de la que participaron Manzur, Aníbal Fernández, el ministro del Interior “Wado” de Pedro, Axel Kicillof y su nuevo jefe de Gabinete, Martín Insaurralde, Máximo Kirchner y Sergio Massa. Se trazaron las primeras líneas para la campaña. La idea es acelerar el ritmo de la gestión gubernamental. Ya se anunciaron distintas medidas de “alivio para el bolsillo”. Detrás sigue la pulseada entre el ministro de Economía, Martín Guzmán, y sectores kirchneristas que piden un aumento del gasto.

“Yo creo que el gobierno puede mejorar, pero nosotros más”, dijo Patricia Bullrich, quien adelantó que en noviembre se buscará el objetivo de llegar al 45%. Si en las PASO la alianza Juntos empezó alentando la necesidad de equilibrar el número de diputados para que el oficialismo no llegue al quorum propio, ahora la meta parece ser consolidar los resultados obtenidos en las primarias para el rubro “senadores”: Juntos descuenta ganar en Córdoba, Corrientes y Mendoza, pero ahora ve chances ciertas en Santa Fe, Chubut y La Pampa, donde sus listas cosecharon más avales en las PASO. El Frente de Todos buscará retener los senadores en esas tres provincias, para sumarlas a Tucumán y Catamarca.

Juntos festejó en la provincia de Buenos Aires (y en otras 14). Es el principal distrito electoral, con un 38% el padrón nacional, y donde se renuevan 35 bancas. La suma de sus dos listas, la del larretista Diego Santilli y la del radical Facundo Manes, obtuvieron casi el 38%. La única lista del FdT, encabezada por Victoria Tolosa Paz, logró un 33,5%.

Nicolás del Caño y el Frente de Izquierda irán por una banca, igual que el economista liberal José Luis Espert, el peronista disidente Florencio Randazzo y la dirigente evangélica, Cynthia Hotton. El peronismo no gana en Buenos Aires una elección intermedia desde 2005, cuando se impuso Cristina Fernández como candidata a senadora nacional.

En CABA, el 48 por ciento obtenido en las PASO por las tres listas de Juntos (se impuso María Eugenia Vidal en la interna) proyectan optimismo en la alianza macrista-radical. Hay expectativa respecto al debut electoral de Javier Milei. El economista liberal consiguió 238 mil votos, un sorprendente 13,5%. Un 6,3% fue el aval recogido por la izquierda, que llevará a Myriam Bregman como candidata a diputada nacional.

En CABA y Buenos Aires, Juntos y el oficialismo apuntarán al llamado “voto útil” para polarizar aún más la contienda.
En Diputados, el Frente de Todos renueva 52 bancas de 120 que cuenta; Juntos por el Cambios, pone en juego 69 de las 115 que tiene.


Comentarios


Hoy arranca la campaña electoral rumbo a las legislativas